Coyuntura

El paro de EE UU alcanza su peor nivel desde hace nueve años

La tasa de paro de Estados Unidos creció una décima en mayo respecto al mes anterior y se situó en el 6,1% de la población activa, una cifra que no alcanzaba desde julio de 1994. El número de desempleados se elevó a 9 millones de personas, según datos difundidos hoy por el Departamento de Trabajo.

La economía norteamericana destruyó 17.000 empleos en mayo, debido sobre todo a los 53.000 que perdió el sector manufacturero, que se vio compensado por la creación de 26.000 puestos de trabajo en la construcción. A pesar del incremento de la tasa de paro, la noticia ha sorprendido gratamente a los analistas, que esperaban que la economía estadounidense destruyera más empleos, en torno a los 30.000.

La pérdida de 53.000 puestos de trabajo en la industria manufacturera, que se une a los 90.000 suprimidos en abril, procedió sobre todo de los 16.000 empleos recortados en su segmento de productos electrónicos y de informática, los 9.000 que se destruyeron en equipos de transporte y los 5.000 procedentes del sector aéreo. El sector manufacturero ha eliminado desde julio de 2000 cerca de 2,6 millones de trabajadores, alrededor del 15% de su industria, con la pérdida de 113.000 empleos en el sector aéreo y de 320.000 en la rama de equipos de transporte (éste último desde octubre de 1998).

La rama de la construcción estadounidense continúa creando empleos, después de haber perdido más de 160.000 trabajadores entre marzo de 2001 y febrero de 2003, y en mayo consiguió contratar a 26.000 empleados nuevos. Este segmento ha conseguido en los últimos meses ganar casi la mitad de los puestos de trabajo que perdió en el periodo mencionado anteriormente. Por su parte, el sector servicios creó en mayo 12.000 empleos, a pesar de la pérdida de 14.000 puestos de trabajo en el comercio minorista, de 25.000 en el Gobierno y de 9.000 en la rama de de ocio y hoteles, que ha perdido 100.000 empleos en cinco meses.

La creación de empleos en el sector servicios procede del segmento de servicios profesionales y de negocios, que creó 48.000 puestos de trabajo, de la educación y la salud (18.000). Por grupos de población, destacó la subida de tres décimas del desempleo masculino, hasta el 5,9%, y de cinco décimas del paro juvenil, hasta el 18,5%, mientras que el femenino se mantuvo estable en el 5,1%. La población hispana registró un fuerte incremento del desempleo, del 0,7 %, hasta el 8,2 %, mientras que el paro en la población blanca subió dos décimas, hasta el 5,4 %. Por su parte, el paro de la población negra cayó una décima, hasta el 10,8%.