Bruselas

El Parlamento europeo apoya los cambios en la nueva PAC

El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer, con el rechazo de España, modificar la propuesta de reforma de la política agraria común (PAC) para que la desvinculación de las ayudas a la producción no se aplique a todos los sectores.

De esta forma, la Eurocámara defiende sustanciales cambios de la propuesta de reforma elaborada por la Comisión Europea, que defiende la desvinculación total de las ayudas a la producción. El pleno de la Eurocámara votó ocho informes sectoriales, entre ellos el denominado Informe Cunha, que pide a Bruselas que la mayoría de las ayudas al campo sigan vinculadas a la producción y que la reducción de estas ayudas no sea del 19% hasta 2012, sino del 6% en regiones desfavorecidas y del 8% para el resto.

También se añadió una petición que, si prospera, favorecerá a España: aumentar las ayudas al cultivo de frutos secos de 197,5 a 241 euros por hectárea. La Comisión pretende bajar esas ayudas a 100 euros por hectárea.