Datos

El empleo consolida su avance en mayo con 148.000 nuevos cotizantes

El mercado laboral dio señales de recuperación nuevamente en mayo. La afiliación a la Seguridad Social registró 147.516 nuevos cotizantes, con lo que retoma un vigoroso crecimiento del 3,42% en tasas interanuales (más de medio millón de nuevos cotizantes en los últimos 12 meses). Cada día de mayo se afiliaron al sistema una media de 4.759 trabajadores.

Al mismo tiempo, el paro registrado descendió por cuarto mes consecutivo, 49.689 personas, lo que supone un fuerte descenso del 3% respecto al mes anterior.

El empleo ya dio síntomas de mayor actividad en abril, pero en aquella ocasión se atribuyó esta mejora al periodo vacacional de Semana Santa. Por ello, estos nuevos datos del mes de mayo -en el que aún no han comenzado con fuerza las contrataciones de la temporada estival- confirman cierto cambio de tendencia hacia una mayor creación de empleo, dejando atrás la desaceleración en la que ha estado sumido el mercado laboral en los últimos dos años.

Esta reactivación de la ocupación ya se dejó sentir también en los datos de Contabilidad Nacional del primer trimestre del año, en el que el empleo crecía a un ritmo del 1,5%, frente al 1,1% del último trimestre de 2002.

El Régimen General de la Seguridad Social, en el que están incluidos casi ocho de cada diez cotizantes, creció aún más que el conjunto del sistema. Con 136.304 nuevos cotizantes, este régimen creció un 3,7% y batió un nuevo récord, llegando a 12.552.712 afiliados.

Igualmente, el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos se acerca cada vez más a la barrera de los tres millones, con 2.731.321 cotizantes, tras incrementarse 14.600 trabajadores en el mes de mayo. Llama también la atención el importante impulso registrado por el Régimen Especial de Empleados del Hogar, que experimenta un notable ascenso del 8,7% y alcanza los 187.903 afiliados. Este fuerte aumento viene propiciado principalmente por la llegada ininterrumpida al sistema de trabajadoras inmigrantes a este sector.

Precisamente, los afiliados extranjeros al sistema son casi un millón. En concreto, suman 940.780, de los que 734.343 proceden de fuera de la Unión Europea y los 206.437 restantes son comunitarios. Los primeros han crecido un 26,26% en los últimos 12 meses, mientras que los europeos aumentaron un 23,55% en el mismo periodo.

Desaceleración inmigrante

No obstante, hay un dato que apunta a cierta desaceleración en la llegada de inmigrantes al sistema, puesto que en los últimos 12 meses uno de cada tres nuevos cotizantes al sistema era inmigrante y en el mes de mayo esta proporción, que venía manteniéndose en el último año, descendió a uno de cada cinco nuevos afiliados.

Precisamente ayer, la Comisión Europea hizo un llamamiento para que Europa aumente de 'forma masiva' el número de trabajadores extracomunitarios acogidos en su mercado laboral desde aquí hasta el 2030, como única fórmula para sostener sus sistemas de pensiones.

Al margen de esta circunstancia, el crecimiento de la ocupación cotizante fue bastante equilibrado, ya que se dio en todos los sectores y en todas las comunidades autónomas, si bien destacan los aumentos registrados en el sector servicios, que creció 50.705 trabajadores, un tercio de todo el empleo creado en mayo. Al igual que las regiones de la cuenca mediterránea (Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana) son las que más crecen, tanto en términos interanuales como mensuales. Así, la afiliación creció en Murcia un 7,1% en los últimos 12 meses, un 4,9% en Andalucía; un 3,7% en la Comunidad Valenciana y un 2,85% en Cataluña. Esto muestra que, a medida que se acerca el verano, la actividad se concentra en la costa y en el sector del comercio y la hostelería.

El otro indicador que apunta a una mejora del mercado es la caída del paro registrado, que tras mostrar incrementos anuales hasta del 6% (con crecimientos de más de 100.000 personas) en 2002, este aumento ha descendido hasta el 1,21% (19.275 parados más que hace 12 meses).

El paro registrado bajó en mayo en todos los sectores y en todas las comunidades autónomas, especialmente y en concordancia con la afiliación en servicios, donde hubo 30.876 parados menos; industria (-7.656); construcción (-6.050) y agricultura (-410).