Sector exterior

España se juega 72 millones en contratos en Irak negociados con Sadam Husein

Recuperar 72 millones de dólares en contratos negociados por empresas españolas con Sadam Husein es el objetivo que se ha marcado el Gobierno, al amparo de la resolución de las Naciones Unidas por la que se autoriza el levantamiento del embargo a Irak.

Dicha resolución, aprobada el pasado jueves por el Consejo de Seguridad, abre también una puerta a las empresas occidentales para desbloquear los contratos negociados con el régimen iraquí al amparo del programa Petróleo por Alimentos de la ONU y que quedaron paralizados por la guerra.

Aunque todavía no hay plazos concretos para el inicio de las negociaciones, el Ejecutivo de Madrid tiene decidido asumir la defensa de las empresas afectadas ante la Oficina para el Programa con Irak de la ONU, que tiene paralizados 88 contratos de sociedades españolas.

El importe global de estos contratos que, en función de la nueva resolución, deberán ser analizados 'uno por uno' con la citada oficina de la ONU se eleva a 72,14 millones de dólares, y todos ellos fueron autorizados por Naciones Unidas, con fondos del Programa Petróleo por Alimentos, antes del inicio del conflicto bélico.

A nivel sectorial, las empresas más afectadas corresponden a la industria petrolífera, fundamentalmente de equipos para la extracción y el transporte de petróleo, que tienen paralizados 24 contratos en Irak por valor de 21,9 millones de dólares.

Agricultura y agua

El resto de contratos pendientes de ejecución se reparten entre empresas del sector de agricultura con 10 operaciones autorizadas por valor de 8,2 millones de dólares, de agua y saneamiento (6 contratos por 8,6 millones), electricidad (15 contratos por 3,56 millones), alimentación (16 contratos por 4,3 millones), sanidad (7 contratos por 7,2 millones) y vivienda (2 contratos por 80.000 dólares). Adicionalmente existen otros 6 contratos con fondos asignados por valor de 18,3 millones de dólares, correspondientes a diversos sectores relacionados con bienes de primera necesidad.

Estas negociaciones se desarrollarán de forma paralela a las relacionadas con la participación de las empresas españolas en la reconstrucción de Irak, y el organismo español encargado de las conversaciones con la ONU será, en principio, la Secretaría de Estado de Comercio, según avanzó el secretario de Estado de Defensa, Fernando Díez Moreno, durante un reciente encuentro con más de 200 empresarios en la sede del Consejo Superior de Cámaras.

España ha sido uno de los países con mayor actividad en Irak en los últimos cinco años y allí han acudido desde pymes como Dominion Agro Riego, que el año pasado firmó un contrato de 25 millones de euros para el suministro de 1.300 surtidores, hasta empresas de mayor tamaño como Uralita, el grupo Sos, Lácteas Asturianas, Astilleros Zamakona, Contagas o Elecnor; además de la empresa pública Expansión Exterior que actuó como asesor de Repsol en los contratos de importación de crudo iraquí, también dentro del programa de la ONU.