Coyuntura

Solans ve posible una inflación de la eurozona inferior al 2% en 2003

El miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) Eugenio Domingo Solans ha afirmado hoy que el IPC se situará a lo largo del año por debajo del 2% en la zona euro y que en los últimos meses se reforzará la tendencia hacia la recuperación de la economía.

Domingo Solans ofreció una conferencia sobre "Empresa y sociedad en la Comunidad Europea" dentro de la novena Jornada de Estudio para Empresarios de la Comunidad Valenciana, llamada "Empresa y sociedad" que se celebra en Rafelbunyol (Valencia). Durante la ponencia calificó de ¢favorables¢ a un año vista las perspectivas del IPC y del crecimiento económico, y ha explicado que los reajustes de la economía pueden permitir que a finales de año se produzca ¢una tendencia clara a la recuperación¢ que, a consolidaría el año próximo¢.

Respecto al índice de precios de consumo, Solans ha apuntado que, aunque hasta la próxima semana no se dispondrá de información interna sobre este aspecto, el IPC se situará en la zona euro por debajo del 2%, que es "la definición de estabilidad que se dio" el BCE.

Rebaja de tipos de interés

Preguntado por una posible rebaja de los tipos de interés tras la petición del Fondo Monetario Internacional, el miembro del BCE ha señalado que agradece "todas las recomendaciones, especialmente si vienen de instituciones tan solventes como el FMI", pero se trata de una decisión que adoptará el banco después de un análisis económico y monetario y tras sopesar "factores relevantes".

"Al banco le gusta conocer la opinión de los expertos, pero la responsabilidad de esa decisión es del Consejo de Gobierno del BCE, que se reunirá el próximo jueves para hacer un análisis", ha explicado. De esta forma, Solans rechazó pronunciarse sobre el sentido de esa decisión. Ha añadido que lo que tenga que decir "lo diré en el consejo" y que le queda una semana para "madurar" la decisión sobre los tipos de interés, aunque ha precisado que es la decisión más importante que tratará el Consejo de Gobierno del BCE la próxima semana.

En cuanto a la situación de Alemania tras el último dato de crecimiento trimestral del PIB, que arroja una cifra negativa, ha apuntado que la situación de este país "ya está afectando al resto" de la Unión Europea. Asimismo, consideró que el crecimiento de la masa monetaria "no es objeto de preocupación, pero sí de análisis e interpretación", ya que existe una preferencia por la liquidez y ello no implica que el crecimiento deba estar asociado a elevadas tasas de inflación porque puede obedecer a otros factores, como el nivel bajo de los tipos de interés.