Privatización

La SEPI adjudica ENA al consorcio liderado por Sacyr por 1.586 millones

La oferta de Sacyr y sus socios se ha impuesto a las otras dos que decidieron participar en el proceso de privatización de ENA, que tenía un precio de salida de los 1.100 millones de euros. Una cantidad que ha sido muy criticada al ser considerada alta, pero que no ha impedido que la oferta ganadora vaya a desembolsar 486 millones más. A la inmobiliaria, que participa con el 50% de la inversión, le acompañan el SCH (20%), Caixanova (10%), Caixa Galicia (10%), Torreal (5%) y Caja El Monte (5%).

Los otros consorcios que participaban, en un principio, en la puja eran el formado por las constructoras FCC y Acciona; el integrado por Ferrovial, Europistas, Caja Madrid, Unicaja y Banesto; y el conformado por OHL y la sociedad de capital riesgo Apax Partners. Sin embargo, hoy el presidente de la Sepi ha anunciado que en total, sólo recibió tres ofertas económicas y no ha querido desvelar, debido a una cláusula de confidencialidad, cual de ellas ha decidido finalmente no optar a la oferta. La española Abertis y la portuguesa Brisa ya habían decidido no presentar la oferta conjunta que planeaban al considerar que las "condiciones finales de la operación no se ajustan a los criterios de inversión establecidos por el consorcio".

Tras la compra, Sacyr y sus socios no sólo asumen el conjunto de derechos y deberes que ya conlleva el sistema de explotación de autopistas en régimen de concesión, sino que también se compromete también a mantener el capital social de la empresa, así como sus fondos propios, su plantilla, con sus correspondientes condiciones laborales, y las participaciones minoritarias con que cuenta en otras vías privadas. Estos requisitos deben ser garantizados durante un periodo mínimo de, al menos cinco años.

Una operación "muy rentable"

Tras la adjudicación, el consorcio encabezado por Sacyr ha señalado que la operación será "muy rentable" para sus integrantes, porque los ingresos previstos durante la vigencia de las concesiones superarán los 25.800 millones de euros. El consorcio señaló en un comunicado que la rentabilidad del capital invertido no bajará del 10%.

El comunicado afirma que el consorcio adjudicatario cuenta ya con la financiación necesaria para ejecutar la compra de ENA, puesto que dispone de dos créditos asegurados en firme por un importe total de 1.300 millones de euros. El primer crédito, de 1.200 millones, es una operación estructurada a largo plazo (22 años) y el segundo, de cien millones, a medio plazo. El resto del precio, 286,33 millones, será aportado directamente por los socios del consorcio: Sacyr, SCH, Caixa Galicia, Caixanova, Torreal y Caja El Monte.

Por otro lado, el presidente de la SEPI, Ignacio Ruiz-Jarabo ha calificado de "tremendamente positivo" el precio logrado y ha subrayado que el consorcio adjudicatario "incorpora socios industriales y financieros y aporta una clara solvencia económica y prestigio empresarial". Ruiz-Jarabo no ha facilitado el importe de las otras ofertas, aunque ha señalado que la distancia entre la ganadora y la segunda es "holgada", por lo que la adjudicación "no se ha resuelto con foto-finish".

El Gobierno de Asturias disconforme

Según ha informado el consejero de Infraestructuras, Juan Ramón García Secades, el Gobierno asturiano tiene previsto presentar un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ejecutivo central de privatizar ENA, en la que se integra la Autopista Concesionaria Astur-Leonesa (AUCALSA).

En declaraciones a Efe, Secades ha señalado que esta privatización constituye un "gravamen" para los intereses asturianos, y ha denunciado que el proceso ha incurrido en "fraude de ley" al "meterse todo en un paquete" para obviar la consulta a las comunidades autónomas.