Bolsas en el Mundo

La escalada del euro presiona a las exportadoras

Las Bolsas europeas sufrieron pérdidas leves ayer en una sesión de escaso interés por el festivo en Estados Unidos y Reino Unido. La escalada del euro fue el único acontecimiento que ayudó a restar apatía a la jornada. La moneda única alcanzó el máximo frente al dólar (1,187) desde su lanzamiento en enero de 1999. Un comportamiento que volvió a presionar a las empresas exportadoras europeas.

El rebote del índice IFO de confianza empresarial también acaparó el interés y permitió que la sesión arrancara al alza. El indicador avanzó hasta 87,6 desde 86,6 puntos. En un principio los inversores interpretaron la mejora como un menor riesgo de recesión, pero el optimismo inicial duró poco. Con el paso de las horas regresaron los temores a la deflación y a la debilidad económica al entenderse que la subida de la confianza empresarial puede ser una simple corrección tras el descenso anterior provocado por la guerra en Irak. El índice IFO sigue en el nivel más bajo desde diciembre de 2001.

Las Bolsas europeas, huérfanas a falta de la referencia de Wall Street, cerraron sin grandes variaciones tras una sesión apática y de escaso volumen de negocio. El Cac perdió el 0,4%; el Ibex, un 0,13%, y Amsterdam, un 0,09% mientras el Dax (+0,19%) y el Mib30 (-0,11%) fueran de las únicas que arañaron avances.

La escalada del euro frente al dólar provocó más caídas en las empresas con perfil exportador. Las tecnológicas (-0,83%), entre ellas, sufrieron la mayor pérdida sectorial del día. Nokia cedió un 1,27%. Las químicas (-0,77%) fueron las otras azotadas en una sesión que vio retrocesos en 16 de los 18 sectores del índice Stoxx. Bayer cayó el 1,13%.

La mejora de la confianza empresarial en Alemania facilitó que las ganancias dominaran. Algunos expertos, no obstante, advertían ayer que las condiciones han empeorado de forma significativa recientemente, lo que desvirtúa la validez de este indicador que mide las expectativas de los próximos seis meses.

Los más optimistas consideran que es un indicio de mejora que aumenta las posibilidades de recuperación en la segunda mitad del año. El miedo a la recesión en Alemania, unido a la escalada del euro han provocado que el Dax alemán pierda ya el 3,87% en lo que va de mes, el peor registro entre las principales plazas europeas.

El fantasma de la contabilidad creativa también resurgió ayer. Ahold (-1,55%) reveló nuevas irregularidades por 29 millones de dólares. Una cifra que hay que añadir a los 880 millones que anunció a principios de año.

La sesión también tuvo algunos ganadores. Telecom Italia subió el 1,37% después de que los accionistas de la compañía aprobaran la fusión con Olivetti pese a la oposición de algunos fondos de inversión.

Néstor Kirchner tomó posesión de su cargo como nuevo presidente de Argentina el pasado domingo. La tranquilidad dominaba ayer en los mercados argentinos a la espera de las decisiones que tome respecto a Estados Unidos y el FMI. El Merval ganó un 1,43%. El titular del FMI declaró el pasado fin de semana la voluntad del organismo de seguir trabajando con Argentina.

En el resto de la región destacó el avance de la Bolsa de Caracas. Subió un 6,31% mientras que el Bovespa perdió un 1,88% a la espera de los datos del PIB que se conocerán el jueves.

Las ganancias moderadas dominaron el arranque semanal en Asia. El avance en el control de la neumonía atípica facilitó las ganancias del Hang Seng (+2,03%) de Hong Kong y del Kospi (+1%) en Corea, dos de las subidas más destacadas del día. La OMS levantó el viernes pasado su advertencia de no viajar a Hong Kong y a la provincia china de Guangdong. La aerolínea Cathay Pacific ganó un 4,7%.

El Nikkei se unió a los ganadores pese a los malos resultados anunciados por la banca. Subió un 0,52%. Mizuho Financial ganó un 4,7% y al cierre del mercado anunció unas pérdidas de unos 17.000 millones de euros.