Elecciones 2003

El PP se mantiene en la mayoría de las capitales, especialmente en Madrid

Pocos cambios en el panorama municipal, aunque intensos. El Partido Popular retiene buena parte de las capitales de provincia donde venía gobernando. La gran derrota para los populares se centraba en Zaragoza, donde perdía cuatro concejales y pasa de 15 a 11 con el 95% de votos escrutados. Con el voto de la Chunta de Labordeta podría pasar a manos del PSOE.

Pero la gran victoria del Partido Popular en estas municipales ha sido retener Madrid, tanto por su valor simbólico, como por ser una de las que podían haber cambiado de manos. Con un 63% del escrutinio de votos, el fenómeno Ruiz-Gallardón dio sus resultados. El PP se quedará con 29 concejales, superando la mayoría absoluta de Álvarez del Manzano por un concejal, por encima de lo esperado. Ni el pacto PSOE-IU serviría de mucho, pues entre los dos tendrían 26 concejales. Por tanto, mayoría cómoda para Gallardón.

El Partido Socialista se llevaba uno de sus mayores chasco en Burgos. El ex ministros Aparicio arrasaba. Con un 95% de voto escrutado conseguía mayoría absoluta en el ayuntamiento castellano. Para el PP, 14 concejales frente a 11 de la coalición PSOE-IU.

Y al cierre de esta edición no se producían mayores cambios en las capitales de provincia. El PP se afianzaba en las tres capitales levantinas, Valencia, Castellón y Alicante, que continuarán en sus manos, al igual que Murcia, Málaga, Valladolid o Badajoz, por citar algunas ciudades.

El PSOE mantendrá Barcelona, pero necesitará ayudas. Clos sufría un descalabro de cinco concejales. Los grandes vencedores son ERC e Izquierda Unida-Los Verdes que recogen los concejales perdidos por los socialistas. Los socialistas mantendrán Sevilla, Huesca y A Coruña, donde Paco Vázquez ha sufrido un golpe considerable.

El PSOE también podría perder Granada, pues necesitará de pactos si quiere conservarla. En las otras capitales catalanas que mantenía en su poder, Girona y Lleida, el PSOE ha seguido una tónica muy parecida a Barcelona, con una caída de votos y la subida de partidos a su izquierda, lo que le puede obligarles a pactar. Pero también en esta misma dinámica, podría ser que se encontraran, si los pactos funcionan, con el sillón de Tarragona.

Una alegría para los socialistas puede estar en Toledo, aunque una vez más con la necesidad de pactos. Con un 74% escrutado, PP y PSOE empataban a 12 concejales, pero IU, tácito aliado de estas elecciones del PSOE, se lleva un concejal que puede dar la alcaldía al PSOE.

Cáceres es otra de las ciudades que podría cambiar de manos a favor del PSOE, aunque en esta ciudad todo dependería de Extremadura Unida (EU), que con un concejal puede dar la diferencia a un lado u otro.

Izquierda Unida, que en conjunto ha subido, se llevaba la gran alegría, no sólo por conservar Córdoba, sino por revalidarla con nota. Con el 95% de los votos escrutados pasaba de 9 a 13 concejales y era la única fuerza política que avanzaba. El PP pierde dos concejales y el PSOE otros dos.

Sondeos

Apenas unos minutos después de cerrados los colegios electorales, los sondeos empezaban, una vez más a soltar sus previsiones. Ninguno de ellos apuntó victorias claras. Telecinco fue el más comprometido y apuntó la gran alegría al PP: mantenían Madrid, Valencia y Málaga, aunque podrían perder Valladolid e incluso Zaragoza y Vitoria. Barcelona y Bilbao quedarían en manos de del PSOE y del PNV.

En cualquier caso, el sondeo de Telecinco daba al PP una victoria ajustada en Madrid: 28 votos para Gallardón, frente a 27 a la coalición PSOE (22) e Izquierda Unida (5). Nada clarificador.

Televisión Española fue menos arriesgado. Arcos de voto mayores. Su conclusión fue que las principales capitales continuarían en las mismas manos. El PP podría retener Valencia, Málaga, Valladolid, Pamplona, Palma de Mallorca y Badajoz. El PSOE se mantendría en Barcelona, San Sebastián, Sevilla, A Coruña y Burgos, y se podrían hacer con Toledo. Para el PNV, Bilbao e incluso Vitoria. De Madrid, nada.

A las 21.20 se empezaron a conocer, a través de la página web del Ministerio de Interior, los primeros datos. Con un 3,18% de los votos escrutados el PSOE superaba en votos al PP. En ese primer recuento, los socialistas tendrían 26 concejales, 25 el Partido Popular y 4 Izquierda Unida.

Bien es cierto que desglosado por barrios, los considerados más adinerados, y tendentes al PP, iban con retraso en el recuento frente a los más populares. En Barcelona, con el 35% del recuento hecho, las noticias eran malas para los socialistas.