Química

Ercros acomete un plan para reducir la deuda un 24,5% hasta 2005

Ercros iniciará un plan para reducir un 24,5% su deuda histórica, situada en los 132,70 millones de euros a finales del año pasado, y arrastrada desde la suspensión de pagos que presentó en 1992. La compañía química pretende reducir esta cifra hasta los 100 millones en 2005, lo que significaría un 60% de deuda sobre fondos propios, porcentaje que actualmente está fijado en el 92%.

El presidente de Ercros, Antoni Zabalza, afirmó en la junta de accionistas celebrada ayer que este año cerrará un plan de inversiones de 25,6 millones iniciado en ejercicios anteriores (fábrica de fosfatos de alimentación animal en Cartagena, ampliación de la producción de derivados de eritromicina en Aranjuez, y la mejora de la sal industrial de Cardona), además de construir una nueva planta de principios activos en Aranjuez. 'Esto quiere decir que a partir de 2004 podremos reanudar con fuerza nuestra política de desendeudamiento, ya que las únicas inversiones requeridas serán las de reposición o las destinadas a seguridad o medio ambiente', indicó Zabalza. Este plan de reducción de deuda va ligado con el compromiso que Zabalza anunció hace unos días de repartir un dividendo mínimo durante los próximos cinco años. La junta (contó con un quórum del 15,50% del capital en segunda convocatoria) aprobó la propuesta del consejo de administración consistente en pagar un dividendo mínimo de un céntimo por acción, con un importe global de 2,3 millones de euros, 'lo que representa un esfuerzo importante para una empresa de nuestras dimensiones', afirmó Zabalza.

La iniciativa, pionera en empresas cotizadas en la Bolsa española, fijará el primer dividendo el año próximo con cargo al año 2003. Ercros, que no ha repartido dividendo desde su creación en 1989, dejará de pagar a los accionistas en caso de que el resultado neto sea inferior a dos céntimos por acción, o si la deuda aumenta más de un 2% en un año.

Zabalza respondió a preguntas de los accionistas sobre la planta de cogeneración de la factoría de Flix (Tarragona). El máximo responsable de Ercros indicó que debido al nuevo marco legal, la compañía química ha absorbido la sociedad Cogeneración Eléctrica La Ribera d'Ebre (Cere). De esta forma, el grupo utiliza la energía eléctrica que produce la planta de cogeneración antes de venderla a la red, como se hacía antes de la nueva ley.

Ercros contabilizó unas pérdidas de 390.000 euros en el primer trimestre de 2003 por el encarecimiento del precio del etileno.