Crecimiento

MCC reactiva la inversión y apuesta por aumentar su presencia en China

Los mercados que deben servir para apuntalar su crecimiento están bien definidos en Mondragón Corporación Cooperativa (MCC). El grupo cooperativo vasco tiene puestas sus miras en China, donde ya cuenta con media docena de compañías, en Brasil, México con el objetivo puesto en el mercado de Estados Unidos, y a más largo plazo, Rusia. MCC cuenta actualmente en el exterior con 37 plantas y 7.782 trabajadores.

Mantener su estrategia de internacionalización y apuntalar su presencia productiva en España, donde tiene un centenar de sociedades, no se presenta fácil. Jesús Catania aseguró ayer que la alta cotización del euro frente al dólar, la recesión en Alemania, Holanda e Italia y la neumonía asiática aventuran un futuro incierto para un grupo en el que buena parte de su negocio se sustenta en la exportación. No obstante, el máximo responsable de MCC afirmó que la previsión este ejercicio es crecer un 10% en ventas -en 2002 ascendieron a 9.232 millones de euros- y un 5% en resultados consolidados, es decir ganar 390 millones de euros, frente a los 370 millones del pasado año.

El grupo cooperativo quiere, en cualquier caso, dotar de un paraguas económico a sus sociedades industriales que puedan atravesar por momentos críticos como consecuencia del parón en la actividad económica. Esta política les compensará sus posibles pérdidas hasta un límite del 50%. Así ha aprobado la creación de un fondo de solidaridad dotado anualmente por todas las cooperativas del grupo industrial con un desembolso equivalente al 2% de sus beneficios y en una cuantía del 1% del total de ventas del grupo industrial.

El presidente de MCC evitó dar el número de las cooperativas que están sufriendo la desaceleración económica. 'No es un problema de cooperativas, es más bien un problema de sectores y nuestras empresas de máquinas-herramienta, por ejemplo, lo están notando', manifestó Catania.

El presidente del grupo Eroski, Constan Dacosta, aseguró, por su parte, que acudir al mercado para buscar financiación destinada a su crecimiento será una 'práctica recurrente'.

Esta fórmula, que la cooperativa de distribución puso en marcha el año pasado con una emisión de 90 millones, tendrá este ejercicio una segunda entrega. 'Estos recursos, junto con la venta de inmuebles donde ubicamos los hipermercados, nos permitirá aumentar nuestro negocio'. Dacosta apostó también por apuntalar su alianza con el grupo francés Intermarché y señaló que tiene en estudio, 'como también tenemos otros proyectos', la venta de pisos al igual que El Corte Inglés y Carrefour.