Aerolíneas

El avión militar de Airbus despega tras adquirir Alemania 60 unidades

Alemania ha tenido en jaque a los responsables del consorcio aeronáutico Airbus (perteneciente a su vez al grupo EADS, en el que está integrada la española CASA) durante el último año. El Parlamento alemán debía ratificar la adquisición de 60 unidades, a la que se había comprometido previamente el Gobierno germano, pero se ha tomado su tiempo. La confirmación de la entrada del país en crisis en los últimos días arrojó aún más incertidumbre sobre el futuro de un proyecto en el que las plantas sevillanas de EADS-CASA tendrán gran protagonismo.

Las 60 unidades comprometidas por Alemania colocan a este país como el primer cliente del modelo, por delante de Francia, con 50; España, con 27, o Reino Unido, con 25. A pesar de ello, la cifra finalmente aceptada por Alemania supone una rebaja sensible sobre la inicialmente comprometida, que ascendía a 73 unidades.

En total, Airbus dispone de 180 pedidos. El alto número de encargos de Alemania hizo que todo el programa dependiera, para salir adelante, de la decisión final de este país de respetar su compromiso inicial de adquisición.

'Las cartas de aprobación de los pedidos serán remitidas por los gobiernos interesados a Occar (siglas de Organización Conjunta de Cooperación en Armamento, organismo que coordina el programa a nivel internacional) y en un corto plazo de tiempo se ratificará a las industrias del consorcio que podemos sacar adelante el programa', afirma un portavoz de EADS-CASA.

Concretamente, el próximo 27 de mayo tendrá lugar en Bonn (Alemania) la firma definitiva entre Occar y la división militar de Airbus para la compra de los 180 aviones en total que componen el programa. Desde ese momento, cada país con contrato para la ejecución del programa podrá comenzar la fabricación.

La decisión del Gobierno alemán despeja las incertidumbres sobre el porvenir de empleo y riqueza que se generará en Sevilla en los próximos 10 a 30 años. Se trata de un negocio de 18.000 millones de euros que durante su desarrollo en Sevilla dejará en la capital andaluza más de 400 millones de inversión.

Entrega al cliente

Airbus levantará en Sevilla una factoría de nueva planta destinada íntegra y exclusivamente al ensamblaje, rodadura y entrega al cliente final de los aviones cargueros de transporte militar de Airbus. La entrega al cliente aportará más valor añadido al papel de Sevilla en el proyecto, ya que supone que en dicha factoría se ubicará un centro de entrenamiento de pilotos. Las plantillas de las fuerzas aéreas de los países compradores tendrán que pasar en Sevilla varios meses durante las prácticas de entrenamiento con el nuevo modelo.

Las piezas llegarán a esa planta procedentes de cada país miembro del consorcio a bordo de gigantescos aviones Beluga, que procederán a su descarga para la ejecución del avión completo.

Según los cálculos del Ministerio de Ciencia y Tecnología, la construcción del programa generará 10.000 empleos en Sevilla. De esta cantidad, 3.000 serán empleos directos en la factoría de CASA y otros 7.000 indirectos en las empresas que ya se están instalando en Sevilla al calor de los encargos de Airbus. La capital andaluza se convertirá en el tercer polo de construcción aeronáutica de Europa, tras las ciudades de Toulouse (Francia) y Hamburgo (Alemania).