Internet

Telefónica y Terra unen fuerzas para aumentar la rentabilidad del ADSL

Una vez que el acceso a Internet de banda ancha ya está instalado en la casa del cliente, el objetivo es elevar su rentabilidad y conseguir que el usuario aumente su consumo. Esta es la meta que se han impuesto Telefónica de España y Terra, las dos proveedoras -y competidoras- de ADSL del grupo, que ayer anunciaron una nueva iniciativa para usuarios particulares.

El mercado español de banda ancha ha alcanzado ya los 1,5 millones de clientes, de los que 1,2 millones utilizan la tecnología ADSL. El crecimiento ha sido espectacular -a razón de 2.200 altas diarias en lo que va de año-, pero tiene fecha de caducidad, sobre todo si se tiene en cuenta que España es ya el segundo país de Europa por penetración de la banda ancha en los hogares.

El objetivo de Telefónica es cerrar el año 2006 con cinco millones de usuarios de Internet de banda ancha en todo el mundo. Aunque la operadora no da cifras individuales de España, la meta fijada deja claro que el crecimiento experimentado hasta ahora no va a continuar, porque si no los clientes nacionales serían casi los únicos responsables de su cumplimiento.

Ante la previsión de un enfriamiento en el elevado ritmo de captación de usuarios, los dos proveedores de ADSL del grupo Telefónica están estudiando fórmulas para elevar el consumo de los clientes que ya lo tienen. El resultado es una iniciativa conjunta de Telefónica de España y Terra Lycos que, por una vez, han enterrado su rivalidad por hacerse con el mercado de ADSL y han colaborado en el lanzamiento de nuevos paquetes de productos y servicios, que van desde la música hasta la educación.

TELEFÓNICA 4,78 1,83%

La iniciativa está destinada a los clientes particulares y es fruto de los estudios de mercado realizados para conocer las demandas y necesidades de los usuarios. A partir de una opción básica común, cuyo precio es de dos euros mensuales y que da paso a servicios como las videoconferencias o la mensajería, el cliente puede acceder a la compra de paquetes cerrados o pagar a la carta cada producto que adquiera, todos ellos comercializados bajo el paraguas de Mundo ADSL.

Las principales ofertas que Telefónica y Terra han puesto en el mercado son de música y descarga de vídeos, juegos y formación, con cursos específicos de idiomas o material de apoyo escolar. El precio de los paquetes oscila entre los tres y los seis euros mensuales.

En la preparación de Mundo ADSL Telefónica y Terra se han repartido los papeles. La filial de telefonía fija se ha encargado de la definición del proyecto y velará por la gestión de los servicios de red y de los sistemas de información. La compañía de Internet es responsable del diseño del producto, de la selección de contenidos y servicios, así como del mantenimiento e innovación.

A pesar de que la creación ha sido común, Telefónica y Terra volverán a competir en su venta, ya que cada una pondrá a disposición de los clientes los nuevos productos a través de su propio canal.

Las dos compañías necesitan los ingresos que proceden del ADSL para compensar diferentes carencias. En el caso de Telefónica de España, la amenaza está en la caída de la facturación en telefonía fija por el aumento de la competencia y la caída de precios. Así se ha reflejado en los resultados del primer trimestre, cuya facturación baja 'debido a que el crecimiento de los ingresos de los servicios de Internet y banda ancha -del 32,8%- no compensan totalmente las pérdidas de ingresos en los servicios tradicionales y mayoristas'.

El escenario en el que se mueve Terra Lycos es más desfavorable, ya que las ventas de ADSL tienen que compensar una fuerte caída de los ingresos provocada por la crisis de la publicidad y la mala evolución de las divisas latinoamericanas. Por si ello fuera poco, la filial de Internet compite cara a cara con Telefónica de España en ADSL, en una carrera en la que, por ahora, va resultando perdedora.