Terrorismo

Al Qaeda llama a la guerra santa contra objetivos occidentales

Un día después de que la Casa Blanca ordenara el cierre de la Embajada en Riad y de los edificios consulares en Yeda y Dahrán, ante la evidencia de 'amenazas creíbles de atentados', llegó el vídeo del lugarteniente de Osama Bin Laden, que viene a dar argumentos a la política antiterrorista de la Administración Bush.

La arenga de Al Zawahri es demoledora: 'Los cruzados y los judíos sólo entienden el lenguaje de la muerte y el derramamiento de sangre y sólo pueden ser convencidos por los ataúdes, los intereses destruidos, las torres ardiendo en referencia al 11 de septiembre y la economía destrozada'. El líder terrorista insta a seguir el ejemplo 'de los 19 hermanos que atacaron América con sus aviones en Nueva York y Washington'.

El ayudante de Bin Laden llama a los 'hermanos muyaidines' a que impidan que 'EE UU, Reino Unido, Australia, Noruega y otros cruzados, los asesinos de vuestros hermanos iraquíes, a que vivan en vuestros países y extiendan la corrupción'. 'Convertid la tierra bajo sus pies en su infierno y expulsadlos de vuestros países', exhorta el líder terroristas.

Por las referencias que Al Zawahri hace en la retransmisión, parece que la grabación se realizó en plena guerra de Irak. Asegura que los iraquíes 'no están solos' y que pronto tendrán 'noticias que alegrarán sus corazones'; una promesa que no llegó a cumplirse, ya que el vídeo hacía una referencia explícita a 'derrotar a los cruzados' en la guerra de Irak.

Pero la preocupación no afecta sólo a las potencias occidentales. El cabecilla de Al Qaeda también apunta a los Gobierno de varios países árabes: Arabia Saudí, Kuwait, Qatar, Egipto, Bahrein, Yemen y Jordania, todos ellos aliados de EE UU en la ofensiva contra Irak.

Paradójicamente, las acusaciones de Al Zawahri sobre la política exterior de George Bush podrían ser suscritas por muchos de los críticos en Europa y EE UU con los halcones que reinan en la Casa Blanca: 'Tras Irak vendrá el turno de Arabia Saudí, Irán, Siria, Pakistán... nada quedará alrededor de Israel, excepto fragmentos desgarrados de supuestos países que seguirán los dictados de América e Israel'.

Captura en Yeda

El Gobierno saudí proporcionó otra noticia para alimentar el pánico. El lunes por la noche fueron detenidos en el aeropuerto de Yeda tres terroristas marroquíes también vinculados a Al Qaeda. Los extremistas capturados pretendían secuestrar un avión de Saudia, la aerolínea estatal del país árabe, para estrellarlo contra un objetivo simbólico que no ha trascendido.

Los policías del aeropuerto arrestaron a los terroristas cuando, ante su visible nerviosismo, les preguntaron si viajaban juntos y éstos fueron incapaces de ponerse de acuerdo. Luego se descubrió que los tres hombres llevaban cuchillos y también documentos con sus últimas voluntades. Se desconoce si los tres detenidos están relacionados con el atentado de la noche del 12 de mayo contra tres complejos para residentes extranjeros en Riad, en el que murieron 34 personas y 195 resultaron heridas.

Tras la oleada de ataques en Riad, Chechenia, Casablanca, Israel y Ankara, el Gobierno estadounidense ha elevado el nivel de amenaza terrorista a naranja, el segundo grado más alto en la escala de alerta antiterrorista.