Oferta

Bronfman busca aliados para recomprar a Vivendi el negocio del entretenimiento en EE UU

Edgar Bronfman, Jr., el empresario norteamericano que en 2000 vendió a Vivendi el grupo Seagram, está interesado en volver a tomar el control sobre esos activos, diseminados ahora en varias empresas del grupo francés. Bronfman, que ahora es vicepresidente de la multinacional, ha manifestado en el diario The Wall Street Journal que quiere hacer una oferta por Universal Studios, Universal Music y los canales de televisión por cable USA y SciFi.

Bronfman no es el primero en mostrar interés por un negocio del que Vivendi quiere deshacerse, al menos en parte. La multinacional francesa ha fijado en la enajenación de la productora cinematográfica Universal Studios como una de las vía para salir de la crisis en la que está inmersa y que causó la dimisión de su anterior presidente, Jean-Marie Messier, el mismo que había cerrado en 2002 la compra de Seagram a Brofman. El empresario estadounidense, si logra lo apoyos necesarios, deberá competir con las ofertas de Liberty Media, General Electric o Viacom.

Uno de los inversores que ya apoyan la idea de Bronfman es el operador Cablevision, que opera desde Nueva York. El grupo Wachovia coordina la financiación de la oferta. Pero son necesarios nuevos socios y para ello, el empresario asegura que está en conversaciones con otros inversores. Por ello, tanto Bronfman como su padre (uno de los principales accionista de Vivendi) suspenderán temporalmente su participación en el consejo de administración del grupo francés.