FED

Greenspan alerta del riesgo de deflación pese a prever una mejora de la economía

La incertidumbre que confirma los datos macroeconómicos publicados continúa siendo la nota definitoria de la economía de EUU, según ha señalado hoy el presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed). Para Alan Greenspan, aunque es probable que la inflación continúe bajando, la debilidad actual de la economía crea un riesgo de deflación.

En este sentido, el presidente de la Fed ha apuntado que el peligro potencial que representa la deflación, definida como una caída generalizada de precios, es pequeño, pero lo bastante serio como para que el banco central esté en guardia. Asimismo, ha calificado a la deflación como "una amenaza que, incluso aunque es menor, es lo suficientemente grande como para requerir una evaluación muy cercana y, quizá una acción por parte del banco central".

Greenspan, que ha comparecido hoy ante el Comité Económico conjunto de ambas cámaras del Congreso, ha apuntado que el final de la guerra con Irak ha contribuido a una caída de los precios del petróleo y ha mejorado la confianza de los consumidores pero "todavía no tenemos información suficiente para una evaluación concluyente sobre la fortaleza de la economía". Ha señalado, además, que "los indicadores sobre mercados laborales y producción han sido decepcionantes", sin embargo, hay " un dato tranquilizador que se ha mantenido en este período extenso de debilidad económica ha sido el desempeño de la productividad".

Posible recuperación

El presidente de la Fed ha recordado que el crecimiento robusto de la economía con baja inflación que se dio entre 1991 y 2001, se debió al incremento constante de la productividad. Este hecho persiste, según Greenspan, y "las empresas aparentemente siguen descubriendo áreas no explotadas de reducción de costos".

Sin embargo, desde mediados de 2000 la economía de EEUU ha "sufrido serios golpes: una caída significativa en los valores de las acciones, una reducción del gasto de capital, los ataques terroristas de 2001, las revelaciones sobre fraudes empresariales que erosionaron la confianza del público, y las guerras en Afganistán e Irak", ha señalado Greenspan. "Cualquier combinación de estos impactos hubiera inducido una contracción económica grave hace dos o tres décadas. Pero, en los tres años pasados la actividad se ha expandido lo cual es evidencia clara de un sistema económico flexible y resistente", ha agregado.

Aún hay margen para bajar tipos

En relación a una posible rebaja de los tipos de interés que pudieran ayudar a una mejora de la situación económica, Greenspan considera que aún queda margen para ¢abordar los problemas relacionados con la inflación o cualquier cosa similar a eso, que altere nuestra economía".

En este sentido, Greenspan ha apuntado que la Fed podría flexibilizar la política aún más, incluso si la tasa referencial de los fondos federales está cerca de cero. "Sí tenemos la capacidad, en caso de que sea necesario, para movernos en la curva de rendimientos, moviendo las tasas de largo plazo a la baja, y en ese proceso, expandiendo la base monetaria", ha añadido.