Escándalo

Ahold admite que infló en 22.000 millones la facturación de los ejercicios 2001 y 2002

La compañía de distribución angloholandesa Ahold admitió ayer que las irregularidades contables en las que se encuentra sumida han alcanzado también a las cifras de negocio que registró en los dos últimos años. En concreto, su facturación de 2001 y 2002 fue 22.000 millones de euros inferior a lo que contabilizó.

La compañía se convirtió el pasado mes de febrero en la primera empresa europea en admitir públicamente una manipulación en las cuentas. Las irregularidades se produjeron en su filial estadounidense US Foodservice y la compañía admitió que el beneficio antes de impuestos se infló en 880 millones de dólares (770 millones de euros). Esta semana el escándalo tenía como consecuencia la dimisión de Jim Miller, presidente de la filial estadounidense, y dos de sus consejeros.

Las modificaciones de facturación reducen la cifra de 2002 desde los 72.700 millones de euros a los 62.900 millones y la cifra del año anterior desde los 66.700 millones registrados originalmente a los 54.000 millones. Según la compañía, las modificaciones no afectarán a los ingresos finales de estos dos años.

Ahold admitió asimismo que existen errores en las cuentas de seis de sus joint ventures europeas, ya que la normativa estadounidense sólo admite la consolidación proporcional de filiales y no por la integración global, como la compañía lo estaba realizando.

Este anuncio llega junto a la noticia de que los resultados del primer trimestre de la compañía holandesa se han visto 'significativamente' afectados por la evolución de tipos de cambio desfavorables.

Las cifras de facturación, las únicas proporcionadas hasta ahora, se redujeron un 11,3%, hasta los 17.400 millones de euros. Según la compañía, eliminando el efecto del tipo de cambio, las ventas hubieran crecido un 4,6%. En Estados Unidos, el sector de venta al por menor supuso 8.300 millones de euros, un 4,8% más frente a la caída del 1,5%, hasta los 5.300 millones, en el sector de la distribución.