Balance

Allianz pierde 520 millones en el trimeste por el mal comportamiento de su filial, Dresdner Bank

La aseguradora Allianz registró una pérdida trimestral, la cuarta consecutiva, de 520 millones de euros en los tres primeros meses del año, frente a los 1.930 millones de euros de beneficios del mismo periodo del año anterior. Estos resultados superan las previsiones que adelantaron los expertos, que aventuraban unas pérdidas en torno a los 400 millones y suponen un duro golpe para la aseguradora.

La compañía se ha visto de nuevo arrastrada por el mal comportamiento de su división bancaria, en concreto de su filial Dresdner Bank, que registró una pérdida neta de 424 millones de euros en el primer trimestre de este año. El banco se vio colapsado por las provisiones para hacer frente a los créditos impagados por un valor de 355 millones de euros, principalmente debido a la coyuntura económica que atraviesa Alemania.

De igual forma, Allianz también ha sido arrastrada por la depreciación de su cartera de inversiones por un valor de 2.300 millones de euros, y anunció que esperaba más depreciaciones sustanciales si la situación de los mercados financieros se mantiene.

Respecto a los ingresos por pólizas, se incrementaron hasta marzo un 9,8%, hasta los 25.100 millones de euros, frente a las cifras del mismo periodo el pasado año. Al mismo tiempo, los ingresos por pólizas de seguros de siniestros y accidentes subieron el primer trimestre del año un 4,7%, hasta los 14.600 millones de euros.

La compañía tuvo en 2002 unas pérdidas netas 1.200 millones de euros, sus primeros números rojos después de la Segunda Guerra Mundial. En la Bolsa de Francfort, las acciones de Allianz, que se han depreciado un 74% el último año, subían a mediodía un 1,95%, hasta los 67,90 euros.

Ahorro de 400 millones

Por otra parte, Allianz, señaló ayer que se va a ahorrar 400 millones de euros de aquí a 2006 gracias a la fusión de sus servicios informáticos con los de su filial Dresdner Bank, el tercer banco alemán. Ambos grupos unirán sus servicios de mantenimiento informático, sus redes y sus equipos de telecomunicación, que se agruparán en una nueva filial, denominada Agis. La casa matriz y su filial fusionaron con anterioridad sus unidades de gestión de personal y de compras.