Bolsas en el Mundo

Segunda sesión de pérdidas moderadas en Wall Street

Las ventas se impusieron por segundo día consecutivo en Wall Street. Los pronósticos negativos de Applied Materials para los próximos meses y la caída de las ventas minoristas en abril fueron motivos suficientes para mantener alejados a los inversores. Los retrocesos, sin embargo, fueron moderados, lo indica cierto cambio en el ánimo inversor. Especialmente teniendo en cuenta las importantes ganancias de los dos últimos meses.

El Dow Jones cayó un 0,36%, pero aún recupera el 14,9% desde mínimos y sigue un 0,5% por encima del nivel al que cerró la semana pasada. El Nasdaq cayó el 0,31%, pero aún gana un 20,72% desde mínimos. El S&P 500, por su parte, perdió el 0,32%, pero se encuentra tan sólo un 0,61% por debajo del máximo de nueve meses alcanzado a comienzos de semana.

El descenso de las ventas al por menor fue del 0,1%, frente a la subida esperada, un dato que sugiere que la economía quizá no se recupere al ritmo esperado. Los mercados reaccionaron a la baja desde el inicio y los inversores siguieron refugiándose en la renta fija. Los bonos subieron, lo que situó la rentabilidad del de referencia a 10 años en el su nivel más bajo en 45 años. Cayó hasta el 3,519%.

El sector informático fue uno de los más azotados en la sesión. Applied Materials, especializada en la fabricación de equipos para la producción de semiconductores, contribuyó al pronosticar una débil demanda la víspera. Cayó un 4,31%.

Intel cedió un 0,91%, pero también hubo ganadores. Juniper Networks avanzó el 4,32% gracias a una recomendación favorable de Smith Barney.

La caída del euro frente al dólar supuso un balón de oxígeno para las químicas (+2,4%) y la automoción (+0,6%), dos de los sectores más azotados recientemente por su sensibilidad a las fluctuaciones de la moneda.

El temor a que la fortaleza del euro frene el crecimiento de estas compañías por su carácter exportador explicó los retrocesos de las sesiones anteriores. El euro cayó por segundo día consecutivo, aunque seguía cotizándose alrededor de 1,15 unidades por dólar. Los inversores, con todo, optaron por retomar estas acciones, Bayer ganó un 4,76%, animados también por ciertas especulaciones que apuntan a una bajada de tipos de interés por parte del BCE para frenar la subida del euro.

La caída de las ventas minoristas en Estados Unidos y la debilidad de Wall Street en el periodo de coincidencia operativa ensombrecieron el tono de la sesión. Las ganancias, con todo, dominaron en 12 de los 18 sectores del índice Stoxx.

Los mercados recortaron las ganancias de la mañana para cerrar sin grandes variaciones. Los avances del Dax (+0,55%) y el Mib 30 (+0,26%) se entremezclaron con las caídas del Cac (-0,06%), el Footsie (-0,62%) o el Ibex (-0,2%). Muchos expertos empiezan a hablar de que nos encontramos en un periodo de consolidación tras las alzas de los últimos meses.

Los valores tecnológicos fueron los más afectados. El fabricante de equipos para la producción de semiconductores ASML estuvo entre los más castigados. Cayó el 3,48% afectada por las malas previsiones de Applied Materials.

En Argentina los mercados también estaban a la espera de que Menem decida si abandona las elecciones presidenciales previstas para el próximo domingo. El Merval cayó un 1,94%. En Brasil el real se mantenía alrededor (2,89 dólares por unidad) de los máximos de 10 años mientras aumentan las especulaciones que apuntan a una caída de tipos la semana que viene.

El Nikkei logró el único avance destacado de la región. Subió un 0,67% y cerró en el nivel más alto desde el 28 de marzo. El mercado se vio favorecido al conocer que el Gobierno japonés relajará las normas para los traspasos de activos desde los fondos de pensiones al Estado para evitar así las ventas de acciones.