Resultados

Los beneficios de las empresas del Ibex suben un 47,4% por los extraordinarios

Esos factores permiten compensar en términos de beneficio neto unas cifras operativas que sufren el impacto de la depreciación del dólar y de las divisas latinoamericanas frente al euro.

Tras dos años de purga, los beneficios de las empresas vuelven a crecer. Y lo hacen al mayor ritmo que se recuerda. Eso sí, buena parte del mérito se debe más a la mediocridad de las cuentas del primer trimestre del año pasado que a la brillantez de las del arranque de este ejercicio. Y en las de este trimestre, los principales destellos de las cuentas corresponden a resultados extraordinarios, mientras que la evolución operativa no es para tocar a vuelo las campanas.

En todo caso, los números concluyen que las principales sociedades cotizadas españolas arrancan el año con buen pie. A falta sólo de publicarse los datos de Inditex -con un calendario fiscal diferente- y de Arcelor, las empresas incluidas en el Ibex 35 ganaron entre enero y marzo de este año 6.258 millones de euros, un 47,4% más que en el mismo periodo del año pasado. Si del cómputo se excluye a los cuatro bancos que forman parte del Ibex 35, la evolución es aún más espectacular. El crecimiento del beneficio pasa a ser en ese caso del 75,8%, tras soltar el lastre de BBVA y Santander.

REPSOL 12,17 1,42%
TELEFÓNICA 4,28 0,12%
ENDESA 17,97 -0,64%
BBVA 4,69 0,94%
SANTANDER 2,56 0,29%

En términos de beneficio neto, Acciona es la gran protagonista del trimestre. La constructora ejerció en enero frente a Vodafone la opción de venta sobre su participación del 6,2% en Airtel por 2.018 millones de euros, lo que generó una plusvalía antes de impuestos de 1.624,9 millones de euros. Según la empresa, el beneficio ordinario antes de impuestos crecería un 27,8% sin esa partida.

Tras Acciona se sitúa Repsol, después de duplicar con creces su beneficio gracias al alto precio del crudo y a los mayores márgenes de refino. La petrolera ha cerrado uno de los mejores trimestres de su historia.

Junto a Acciona y Repsol, el otro gran motor de los beneficios ha sido Telefónica, aunque tanto la matriz como sus filiales cotizadas han sentido el impacto directo de la fluctuación del tipo de cambio, a lo que se ha sumado la desaceleración del negocio en España tanto de telefonía fija como, más sorprendentemente, de móvil.

Telefónica ha aprovechado la comparación con un trimestre en el que el efecto de Argentina metió a la compañía en unas pérdidas de las que sólo le sacó un crédito fiscal. El recorte de costes y amortizaciones, ambas ayudadas por el tipo de cambio, se han complementado con el recurso a varios tipos de resultados no operativos, lo que ha permitido a Telefónica multiplicar por 4,5 el beneficio.

Telefónica Móviles ha hecho frente a su primera caída de ingresos a base de una mejora operativa y de rentabilidad en todas las líneas de la cuenta de resultados y ha elevado el beneficio un 25%. Este esfuerzo es similar al realizado por TPI, que a partir de un alza del 5,9% en los ingresos logra una subida del 32,6% en el beneficio, todo por un esfuerzo de gestión.

En números rojos

En el lado contrario está Terra, que vuelve a quedarse sola como única compañía deficitaria del grupo. La ruptura del acuerdo de publicidad con Bertelsmann pasa factura a los ingresos. Caen por sexto trimestre consecutivo y de la forma más intensa desde que empezó la crisis. La drástica reducción de costes, con recorte de plantilla incluido, y el efecto de los fuertes saneamientos realizados en 2002 también tienen su efecto en las pérdidas, que se reducen un 57,2%, más de lo previsto.

Las de Terra siguen siendo las mayores pérdidas entre las empresas del Ibex, pero en el grupo de los números rojos está acompañada por Sogecable -en vísperas de la fusión digital-, Iberia y NH Hoteles, ambas en plena crisis del sector turístico.

Una de cada tres empresas del Ibex empeora sus resultados. Además de Sogecable, Iberia y NH Hoteles, también entran en este grupo los dos grandes bancos, con fuertes caídas derivadas sobre todo del impacto cambiario latinoamericano. Las divisas pasan factura también a los resultados de Prisa y Endesa, que sufren también las menores deducciones fiscales en comparación con el primer trimestre de 2002.

Zeltia, Acerinox, Amadeus y Ferrovial completan el grupo de las que ven caer sus resultados. En términos absolutos, el mayor retroceso es el de Ferrovial, en este caso debido a que la comparación se hace con un trimestre, el primero de 2002, en que el beneficio era excepcionalmente alto por la venta de una participación en Cintra al grupo australiano MIG. Sin ese efecto, el resultado de Ferrovial es muy bueno, al igual que el del resto de las constructoras y el de las inmobiliarias, que siguen sin sentir la desaceleración de la economía. El Popular, Bankinter, Iberdrola, Fenosa y Altadis han cumplido con lo que se esperaba.

Además de Acciona, Telefónica y Repsol, los mayores incrementos de beneficios se dan en Gamesa, que multiplica sus beneficios por seis, en parte por la venta de parques eólicos a Iberdrola y Marubeni, y en Indra, que además de computar extraordinarios sigue inmune a la crisis tecnológica.