Subida

El barril de crudo supera los 26,5 dólares y llega al máximo en mes y medio

La cotización del barril de crudo brent, el de referencia en Europa, llegó a superar la barrera de 26,5 dólares y situarse en el entorno de los 26,8 dólares, con lo que el barril de crudo alcanzó el valor más alto en mes y medio.

Numerosos factores están detrás de estas ganancias. En primer lugar, es de esperar que el precio retroceda al término de la semana. Hoy se cierran en Londres los contratos de entrega en junio y los especuladores tomaron posiciones ayer, ante las expectativas de una reducción de suministro en julio y, por tanto, unos precios más elevados. En segundo lugar, el crónico mal estado de los inventarios en todo el mundo desarrollado espolea las cotizaciones, ya que los operadores se ven obligados a comprar constantemente para hacer frente a sus necesidades. Por último, factores como el recorte de producción de la OPEP, la renovada oleada de terrorismo y las incertidumbres que aún rodean a Irak, Venezuela y Nigeria añaden incertidumbre.

El factor EE UU

La cotización del petróleo ha iniciado en mayo una tendencia marcadamente alcista. En el caso del brent, las ganancias acumuladas en el precio del barril alcanzan el 11%. Uno de los motores que mueve esa cotización es la mala situación del volumen de reservas de EE UU. El Departamento de Energía del Gobierno estadounidense informó ayer que las reservas de petróleo descendieron en la semana terminada el 9 de mayo en 2,7 millones de barriles. El volumen de inventarios es así de 284,5 millones de barriles, un 10% menos que en 2002. El porcentaje del descenso es equivalente al experimentado también en los inventarios de crudo del conjunto de la OCDE.

EE UU es el mayor consumidor e importador de petróleo del mundo, por lo que todo lo que sucede allí tiene trascendencia en el resto del mercado. En su informe semanal, el Departamento de Energía anticipaba nuevas subidas: 'Con la OPEP hablando de reducir producción, las importaciones de crudo serán un dato crítico, mientras no lleguen suficientes cantidades de petróleo del extranjero, los precios mantendrán su reciente tendencia alcista'.

Las importaciones de petróleo cayeron la semana pasada un 5,3% y eso se debe a la desaparición del crudo iraquí. EE UU era uno de los mayores clientes de Irak. Dado lo que tardan en llegar los buques desde el golfo Pérsico hasta las costas americanas, el crudo iraquí ha estado llegando hasta hace poco. Ahora empieza a faltar, a lo que se suma una reducción de producción de aproximadamente dos millones de barriles diarios en el resto de la OPEP.