Diplomacia

Francia y Alemania tratan de recomponer la relación con EE UU

Aunque sigue habiendo posturas encontradas, el tono de las declaraciones ya no es el mismo. Así se pudo comprobar la semana pasada con respecto al levantamiento de las sanciones a Irak, medida impulsada por EE UU a la que se oponen París y Berlín. Si bien Francia ha rechazado con más ahínco la resolución, Alemania ya ha mostrado que no pondrá excesiva resistencia, incluso si no se comprueba, como reclamaba antes, la no existencia de armas de destrucción masiva en el país.

Schröder ya dejó entrever la semana pasada que la importancia de la relación con EE UU está por encima de las divergencias actuales. En un discurso pronunciado en Berlín, el canciller rechazó tener que elegir entre un bando u otro. 'Nadie debería obligar a Alemania a enfrentarse a la estúpida decisión de elegir entre su amistad con Francia y su amistad con EE UU'.

Powell se encontrará con Schröder el próximo viernes, visita que forma parte de una gira que incluye Rusia, Bulgaria y Oriente Próximo. Así lo adelantó una fuente del Gobierno estadounidense. 'Si Schröder está en la ciudad, probablemente nos encontraremos con él', dijo. En la agenda de Powell sólo se incluye una visita al ministro alemán de Exteriores, Joschka Fischer.

Se espera que uno de los temas a tratar por Powell y Schröder sea un posible encuentro entre el canciller alemán y el presidente de EE UU, George Bush, que no han cruzado palabra desde noviembre, cuando surgieron las discrepancias sobre Irak.

Restando importancia a esas diferencias, Schröder alabó la semana pasada el papel que jugó EE UU en la reconstrucción tras la Segunda Guerra Mundial y en la reunificación alemana y reconoció que 'hay libertad para hacer un intercambio ocasional de diferencias de opinión'.

En lo que respecta a Francia, aunque su Gobierno se ha opuesto con más firmeza al levantamiento de las sanciones contra Irak -dependen de ello varios contratos firmados entre el anterior régimen y empresas francesas-, el tono es más conciliador.

El presidente de Francia, Jacques Chirac, se ha mostrado dispuesto a discutir la resolución de forma 'constructiva y abierta' en la ONU.

Las declaraciones de Chirac se produjeron después de que la ministra francesa de Defensa, Michele Alliot-Marie, admitiera que al Gobierno le preocupa 'las reacciones de la opinión pública americana que se ha puesto al rojo vivo por las campañas políticas y de los medios de comunicación que erosionan las relaciones transatlánticas' y adelantó que 'será importante para nosotros enviar mensajes en los próximos meses, porque, si no, este fenómeno se podría profundizar y prolongar'.

Powell, por su parte, que llegó a anunciar represalias contra Francia por su oposición a la guerra, ya habló en su visita a Madrid el 1 de mayo de 'mirar hacia adelante' y dejar atrás las diferencias del pasado.

El crudo iraquí se retrasa

Con el levantamiento de las sanciones Irak tendrá más facilidad para vender su petróleo. No obstante, ayer se aplazó un mes la fecha prevista para que el país produzca 1,5 millones de barriles al día, la mitad de lo bombeado antes de la guerra.

Según Thamir Ghadhban, jefe del Ministerio de Petróleo, los daños de la industria son mayores de lo previsto, por lo que en lugar de finales de mayo, la producción se recuperará a finales de junio.