Expertos

La gran banca pierde el favor de los analistas tras presentar resultados

Los accionistas de BBVA y Santander llevan varios años pendientes de la inestabilidad financiera en América Latina. En el arranque de 2003 Argentina ha tocado fondo y Brasil se recupera. Pero los analistas han descubierto otro talón de Aquiles en la gran banca española, y no es otro que el mercado doméstico.

Los analistas de Goldman Sachs recortaron ayer un 19,8% y un 7,9% la previsión de beneficios de BBVA y Santander, respectivamente, para el conjunto del año. Las rebajas se producen a la luz de los resultados del primer trimestre. Los mayores temores de los expertos son la reducción de los márgenes en el mercado español.

Esto significa que, aunque BBVA y Santander concedan préstamos (sobre todo hipotecarios) a manos llenas, lo tienen que hacer a tipos de interés cada vez más bajos para no perder clientes en un entorno muy competitivo. Para financiar estos créditos tienen que captar pasivo, esto es, atraer a los ahorradores para que hagan depósitos en estas entidades. En este mercado la competencia de las supercuentas de Internet y de los fondos garantizados complica la captación de clientes, por lo que tienen que ofrecerse intereses más altos. Como consecuencia, la diferencia entre el interés al que piden el dinero y al que los prestan se estrecha, repercutiendo en el beneficio. Los bajos tipos de interés oficiales también reducen la capacidad de maniobra de los bancos.

Gana el 3,87% y se coloca cerca de los máximos del año Banco Popular empeora la recomendación Fortis rebaja un 27% el precio objetivo Morgan Stanley eleva la calificación a neutral Retrocede el 12,6% en tres días

Asimismo, Goldman destaca que las noticias positivas de Brasil ya se reflejan en la cotización de Santander, mientras que el negocio mexicano del BBVA fue 'sorprendentemente débil' en el primer trimestre.

El banco ha recortado el precio objetivo del BBVA, pero no es la única entidad pesimista sobre la banca española.

Desde que presentasen resultados, BBVA ha recibido 20 recomendaciones, de las que 6 han sido de venta, 1 de compra y 13 neutrales. Santander ha marchado un poco mejor: de 18 recomendaciones, 5 han sido de venta, 4 de compra y 9 neutrales.

Credit Suisse también rebajó ayer el precio objetivo de BBVA en un 9%, y en otro 7% la previsión de beneficios de 2003. Aconsejan infraponderar, también a causa de la debilidad en España y la incertidumbre en América. Deutsche Bank recortó el precio objetivo un 5%.

UBS Warburg, en sus comentarios a los resultados trimestrales de BBVA, señalaba asimismo que 'la consecución de beneficios está sujeta a riesgos'. La entidad considera que las cuentas fueron peores de lo esperado y de baja calidad. Los expertos señalan igualmente la presión sobre el margen de intereses. Con Santander UBS es algo más benévolo. Señala que los resultados no modifican sus previsiones, pero alertan de riesgos en América Latina y el mercado nacional.

El pesimismo de los expertos empieza ya a calar en el mercado. Aunque aún están lejos de mínimos, en la sesión de ayer la acción del BBVA perdió un 3,43% y la de Santander, otro 4,66%.

La acción de Amper vive presa de la especulación y la volatilidad. Los rumores de una eventual fusión con Tecnocom, empresa que está participada en un 12% por Amper, han impulsado la cotización de ambas compañías en las últimas semanas. Pero con el mes de mayo parece haber llegado el miedo, o la cordura. Amper ha perdido el 12,6% en tres sesiones, aunque después de ganar el 52% en las cinco semanas precedentes.

Telefónica Móviles es uno de los valores del continuo con mayor número de accionistas, pero su peso en el mercado es aún limitado dado su escasísimo capital flotante. Los expertos de Morgan Stanley, no obstante, llamaron ayer la atención sobre esta compañía al elevar la calificación a neutral desde infraponderar, elevando también el precio objetivo a 7,03 euros desde 6,75. El valor perdió un 0,47%, hasta 6,3 euros. En el año sube el 1,61%, y desde la OPV cae el 43%.

Los analistas de Fortis Bank han recortado un 27%, desde 18,5 hasta 13,5 euros por acción, el precio objetivo que calculan para la siderometalúrgica Arcelor. La previsión de beneficios también se ha reducido sustancialmente, hasta un 24%.

El nuevo precio objetivo todavía está un 37% por encima de la cotización de Arcelor, por lo que la recomendación se ha mantenido en comprar. Arcelor cedió ayer un 2,39%, y baja el 14,61% en el año.

Las acciones de Mapfre retomaron ayer la senda alcista que ha dejado este valor a un paso de los máximos del año. Ayer Corporación Mapfre ganó el 3,87%, una subida que eleva al 21% el alza registrada desde mediados de abril. La empresa es una de las aseguradoras europeas menos expuestas a las turbulencias del sector, y el mercado lo agradece.

El volumen de negocio superó los tres millones de euros, alto para una empresa que no es del Ibex.

Sogecable retrocedió ayer un 3,08%. Con esta caída suma un 5,9% en dos sesiones, una corrección registrada después de que la compañía avanzase un 12,4% en la jornada del martes. Los expertos de Popular, además, han cambiado su calificación sobre la empresa a mantener desde comprar.

Esta misma firma de análisis recortó el precio objetivo de Terra a 4,5 euros desde 4,89. La empresa de Internet cerró a 4,7 euros tras perder el 2,29%.