Inauguración

Zara inaugura su gran puente hacia Europa

Zara ha vuelto a superar las expectativas con la construcción en sólo año y medio de su gran centro logístico para Europa, el que ayer se inauguró en Zaragoza con más de 123.000 metros cuadrados de nave, el equivalente a 20 campos de fútbol. Sistema de descarga telescópico, cintas transportadoras que se introducen en los vehículos para dirigir la mercancía hasta las zonas de identificación y cajas controladas automáticamente han comenzado ya su engranaje.

Lo que hace 18 meses eran sólo unos terrenos baldíos y todavía sin recalificar se han convertido en un núcleo de distribución de primer orden que aspira a convertirse en el mayor de toda España. Y todo en un tiempo récord.

Gran parte de ese rápido desarrollo se ha debido a la apuesta del grupo Inditex que en noviembre de 2001 anunció su decisión de instalar en la Plataforma Logística de Zaragoza (Pla-Za) el segundo centro de distribución de su marca Zara. Hoy son ya más de medio centenar las empresas que proyectan instalarse en este complejo, contiguo al aeropuerto, que contará con su propia estación de AVE y tiene fácil acceso a la autopista que conecta con el resto de Europa.

INDITEX 28,38 -0,56%

El consejero director general de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián, comentó ayer en el acto de inauguración que el centro empezará a distribuir en julio y estará a pleno rendimiento en 2005 y que, para una posterior ampliación, ya tienen hecha una reserva de suelo de 80.000 metros cuadrados junto a los 260.000 en los que se ha construido la primera plataforma. Rodríguez Cebrián insistió en las excelencias de ubicación y servicios que ofrece este nudo de comunicaciones 'fruto de la agilidad administrativa y la capacidad para unir los intereses de los poderes públicos con los del mundo empresarial'. Tanto el alcalde de Zaragoza, José Atares, como el presidente de la comunidad autónoma, Marcelino Iglesias, coincidieron en señalar que el aval de Inditex ha sido el motor que ha impulsado la creación de Pla-Za, 'la mayor plataforma logística del continente europeo con 1.070 hectáreas', un proyecto para el que ya se prepara una segunda fase con otras 1.000 hectáreas de terreno.

Suministro a Europa

Desde esta plataforma, Zara suministrará a las tiendas de Europa, mientras que la de Arteixo (A Coruña) servirá principalmente a España, Portugal y el resto del mundo, salvo Europa. En esta planificación general se producirán algunas excepciones como la distribución a las tiendas de Zaragoza y su área de influencia.

Inditex, que ha invertido en este proyecto casi 90 millones, estudió antes otras ubicaciones. Francia, Holanda, la República Checa y Cataluña fueron algunas de las posibilidades que se barajaron. Finalmente, el precio del suelo, las facilidades ofrecidas por las Administraciones públicas y el coste de la mano de obra inclinaron la balanza hacia Zaragoza. El centro tendrá una plantilla de 756 trabajadores y contará con las últimas tecnologías en sistemas logísticos, de distribución y seguridad.

La mercancía accede al centro a través de muelles de descarga diferenciados según se trate de prendas dobladas o colgadas. Hay un silo de almacenaje para ropa doblada de 22 metros de altura, totalmente automatizado, que cuenta con 160.000 posiciones. Ello supone una capacidad de almacenaje de seis millones de prendas.

La distribución de las cajas en el almacén se controla a través de un sistema informático que permite la optimización máxima de movimientos y el reparto de los modelos doblados se realiza mediante un carrusel con una capacidad de reparto automático de 45.000 prendas a la hora. En el caso de los modelos que se transportan colgados se dispone de clasificadores automáticos con barras que permiten el reparto de 35.000 prendas a la hora.

Inditex cuenta actualmente con dos grandes áreas logísticas que coinciden con sus emplazamientos fabriles, la citada de Galicia y la otra en Cataluña.