Comercio exterior

El Gobierno orienta hacia EE UU la política de apoyos a la exportación

El Gobierno español está convencido de que la buena sintonía entre Madrid y Washington, reforzada a raíz del conflicto bélico en Irak, va a abrir a los exportadores españoles las puertas del gran mercado norteamericano, en el que existe un enorme déficit de imagen y presencia de nuestras empresas y productos.

Así se lo comunicó el propio presidente, José María Aznar, a un selecto grupo de empresarios a quienes recibió en La Moncloa en los primeros días de abril, y así lo explicó también el secretario de Estado de Comercio, Juan Costa, durante su comparecencia, el pasado martes, ante el Consejo de Promoción Exterior de la CEOE.

En este último acto, en el que Costa informó sobre las negociaciones para la reconstrucción de Irak, el secretario de Estado anunció a los empresarios asistentes el interés del Gobierno por impulsar las relaciones comerciales con EE UU, país en el que se tiene previsto realizar un importante esfuerzo institucional y de imagen y que va a ser un objetivo prioritario en los planes de promoción del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex).

Desde el punto de vista institucional el objetivo es conseguir eliminar o suavizar las barreras no arancelarias (trabas administrativas y fitosanitarias, fundamentalmente) que dificultan el acceso de los productos españoles a Estados Unidos, como ocurriera recientemente con las clementinas.

Productos de consumo

Mientras, en el terreno promocional el esfuerzo de la Administración comercial se centrará en los sectores de consumo, y más concretamente en productos como los quesos, los vinos y los relacionados con la moda, textil y calzado fundamentalmente. Respecto a los sectores industriales, se dará prioridad a la máquina-herramienta.

Dada la dimensión del mercado norteamericano, los responsables de la Secretaría de Estado de Comercio han decidido priorizar las actividades de promoción en cuatro Estados: Nueva York, California, Texas y Florida, en los que, entre otras actuaciones, se realizarán exposiciones permanentes de productos españoles.

Al margen de las excelentes relaciones bilaterales, el Gobierno español considera también que el aumento de las ventas en EE UU puede servir para compensar la caída de las exportaciones a Francia y Alemania, nuestros dos primeros clientes, afectados por la desaceleración de sus economías.

Estados Unidos es el sexto cliente mundial de España, con unas exportaciones por valor de 5.755,9 millones de euros en 2002, el 4,2% de todas nuestras ventas en el exterior. La balanza comercial es deficitaria para España en 2.114,8 millones, y los principales productos exportados son maquinaria mecánica, componentes de navegación aérea o espacial, aparatos y material eléctrico y productos médicos y farmacéuticos.

Esfuerzo en los países de Europa del Este

Los países de Europa del Este candidatos a la ampliación de la Unión Europea serán la segunda gran prioridad en la estrategia de la Administración comercial para apoyar la internacionalización empresarial. En su reunión con las empresas representadas en el Consejo de Promoción Exterior de CEOE, Juan Costa anunció que está previsto realizar un gran encuentro empresarial en Polonia y que se van a intensificar la gestiones para cerrar los convenios para evitar la doble imposición con todos los países candidatos.

Estas actuaciones se unirán a las ya anunciadas el pasado 14 febrero, durante un seminario organizado también por la patronal, y que consisten en la apertura de una línea de capital-inversión por 110 millones de euros para apoyar inversiones en los países de la zona; una nueva versión del Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE) con una dotación anual de cinco millones de euros; la aprobación de planes especiales de apoyo a las empresas de electrónica de consumo y automóvil, y la potenciación de los planes de promoción de otros sectores como infraestructuras, transporte, energía, medio ambiente, turismo, agricultura e ingeniería y consultoría.