Alternativa

Endesa trata de liderar los cambios en el mapa energético tras el fracaso de la opa

Endesa mantiene contactos con otras empresas de cara a una posible reordenación del mapa energético español tras el fracaso de la opa lanzada por Gas Natural por Iberdrola. La eléctrica que preside Manuel Pizarro desmintió la semana pasada el eventual lanzamiento de una opa a la empresa gasística, pero no se descarta, por el contrario, algún tipo de futuro acuerdo de carácter amistoso. Aunque no haya nada concreto, se reconocen conversaciones para encontrar fórmulas que fortalezcan las compañías. 'Todos hablan con todos', se subraya en el sector.

No obstante, medios consultados resaltan el precedente creado por la CNE con su veto, que se une a los problemas que la fusión Endesa-Iberdrola encontró en el Tribunal de Defensa de la Competencia y al rechazo del Gobierno a la compra de Cantábrico por Fenosa. 'Cualquier operación de concentración se enfrentaría a obstáculos muy difíciles, por lo que es preciso analizar los antecedentes', se añade.

Pero la primera eléctrica española se mantiene interesada en activos gasísticos que iban a salir al mercado con la integración de Iberdrola y Gas Natural. El plan de desinversiones ofrecido por este grupo para lograr el apoyo de las autoridades de la Competencia suponía la colocación entre terceros de más de 750.000 clientes, además de contratos de aprovisionamiento de gas natural por más de cinco bcm (miles de millones de metros cúbicos). Endesa no sólo iba a analizar pormenorizadamente la conveniencia de acudir a las subastas de esos activos, sino que además proyectaba reclamar que las desinversiones en ese área fueran más elevadas e incluyesen mercados de Madrid y Barcelona.

ENDESA 16,15 0,94%

Y ahora se puede abrir la posibilidad de intercambios de activos, que además no elevarían la deuda financiera de los grupos implicados.

Rato, informado

El ya movido panorama de las empresas energéticas españolas vivió este pasado fin de semana un nuevo sobresalto con la publicación en La Vanguardia de un posible acuerdo entre Gas Natural y Endesa, auspiciado por La Caixa.

La entidad financiera ha desmentido haber mantenido contactos en esa línea, pero el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha admitido que fue informado hace más de una semana por representantes de empresas financieras y energéticas y representantes del gobierno catalán de que 'existían unas conversaciones' con vistas a una fusión empresarial. Rato declinó dar más detalles y concretar el nombre de las compañías implicadas.

Gas Natural, que todavía no ha retirado su opa a la empresa que dirige Ignacio Sánchez Galán, podría no estar dirigiendo directamente esos movimientos.

En este contexto, el consejero jefe de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y Rodrigo Rato, se verán en los próximos días para tratar sobre la situación del sector energético. Ese encuentro no tendrá como objetivo básico analizar una operación en concreto sino calibrar cuál puede ser el papel de Cataluña en el futuro del sector.

Además, tras los enfrentamientos de días pasados entre el Gobierno y la Generalitat por la paralización de la operación por el organismo regulador de los mercados energéticos, ahora se intenta reconducir las relaciones políticas. En esta línea, el portavoz de Economía de CiU en el Congreso, Josep Sánchez i Llibre, señaló a Efe que 'se ha de terminar con la frialdad de relaciones que ha provocado el rechazo de la opa' y defendió la necesidad de 'tender cables entre Barcelona y Madrid'.'El Gobierno y la Generalitat han de retomar las relaciones y dibujar un marco de colaboración para un sector tan importante', agregó.

Por su parte, el consejero de Industria y Energía, Antoni Fernández Teixidó,lamentó 'el daño que ha hecho la negativa de la CNE a la opa a Iberdrola, lo mal que se ha entendido desde Cataluña y el mal clima político que ha generado'. No obstante, el consejero subrayó la necesidad de 'pasar página'.