Negociación

Repsol aumentará su presencia en Gas Natural ante la negociación con La Caixa

La petrolera incrementará próximamente su posición por encima del 25%, aunque no necesariamente llegará al 31% que le permite alcanzar la actual normativa sin lanzar una oferta pública de adquisición. De esta ampliación se habló en el consejo de la petrolera a instancias de los representantes de La Caixa, por lo que el objetivo es conocido tanto por la entidad financiera como por Gas Natural, ya que Antoni Brufau está presente en el consejo de Repsol YPF. De hecho, la petrolera ya ha comprado pequeños paquetes.

La Caixa y Repsol YPF pactaron el pasado 12 de marzo modificar el reparto de poder y la composición del consejo de administración de Gas Natural, tras el enfrentamiento surgido entre ambas entidades cuando la empresa que preside Antoni Brufau lanzó una opa sobre Iberdrola. En la actualidad, el máximo órgano de Gobierno de la empresa gasística es paritario, ya que incluso los dos independientes son propuestos por los dos máximos accionistas de la compañía. Además el presidente es nombrado por La Caixa, mientras que el consejero delegado lo es por Repsol YPF. Este puesto está vacante, ya que la petrolera ha decidido retirar su apoyo a José Luis López de Silanes, quien votó a favor de la propuesta de Brufau, pese a representar a Repsol.

Y ante esta negociación que parece inminente, más aún si Gas Natural retira la opa sobre Iberdrola, Repsol intenta ir en condiciones muy similares a las de la entidad catalana, que tiene un 31% de las acciones. Adicionalmente, La Caixa cuenta con nuevos apoyos en el accionariado de la gasística. Por un lado, Caixa Catalunya, que ha comprado recientemente un 3%, pero no que prevé entrar en el consejo a no ser que eleve su presencia en el capital, y, por otra parte, la compañía francesa Suez, que controla la belga Tractebel-Electrabel. La presencia de esta compañía, la primera en tratamiento y distribución de aguas y otros servicios de Europa, puede ser más trascendente. No obstante, pese las fuertes divergencias en el accionariado de Repsol, un cambio radical en las alianzas industriales-accionariales no es previsible a corto plazo: es decir, no se plantea que Suez sustituya a la petrolera.

REPSOL 11,74 -0,55%
NATURGY 23,77 -4,38%

Nombramientos

En esta línea, la renovación del consejo de Gas Natural podría quedarse en el nombramiento de nuevos consejeros independientes, así como otro consejero delegado. También se perfilarán las relaciones industriales en las actividades en las que se pactó presencia conjunta. Pero la profundidad de la renovación de los pactos también queda en función de las decisiones que tomen en las próximas horas la dirección y el equipo jurídico de Gas Natural. Si la empresa gasística optase por la presentación de un recurso de alzada contra la decisión de veto de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la brecha entre ambos accionistas sería mayor. El grupo que preside Antoni Brufau dará hoy a conocer su posición.

El dictamen de veto de la CNE se basa en el posible impacto de la integración en el cumplimiento de las inversiones programadas en las actividades reguladas (transporte y distribución) por la mayor deuda, así como por el efecto del plan de desinversiones comprometido. También se considera que puede aumentar el trasvase de los ingresos obtenidos por tarifas a otras áreas, en detrimento del servicio.

En ese sentido, el dictamen señala que 'es necesario garantizar que los ingresos obtenidos por Gas Natural procedentes de la retribución de actividades reguladas se destine realmente al desarrollo del sistema gasista y se evite que pueda haber transferencias de rentas a otras actividades'. Y destaca el papel protagonista de la compañía en la distribución. El organismo que preside Pedro Meroño cuestiona la estructura económica del grupo resultante para los próximos años, por la financiación de la opa.

En conjunto considera, además, que si hubiese optado por condiciones duras, éstas habrían sido imposibles de cumplir. Los votos particulares de Ruscadella y Dolader (CiU) y Jaime González (PSOE) estiman que los avales habrían garantizado las inversiones.

En el caso de que Gas Natural decida retirar la opa, el grupo deberá reconducir su estrategia: Iberdrola estaba en su punto de mira desde hace mucho tiempo. Acercarse a esa empresa de forma amistosa ya no es un camino válido tras la rotunda decisión de la CNE. Y Gas Natural, como reconocen sus accionistas, necesita una operación corporativa para asegurar su crecimiento. Europa sólo ofrece transacciones con importes muy elevados, mientras que la inversión en América Latina contiene un elevado riesgo.

La exención de lanzar una opa ampara la compra

El aumento de participación de Repsol YPF en Gas Natural supondrá la primera puesta en práctica de la nueva normativa sobre opas aprobada por el Gobierno el pasado 11 de abril, aunque sólo por la vía de las exenciones. La petrolera es la única compañía española que, en estos momentos, puede elevar su participación en Gas Natural por encima del 25% sin tener que lanzar una oferta parcial de adquisición. Y ello es así gracias a las excepciones incluidas por el Ejecutivo.

Tras la última modificación, una empresa está eximida de plantear una opa cuando en la compañía afectada se dé una situación de control conjunto, calificada como tal por el Servicio de Defensa de la Competencia. Aunque el acuerdo entre Repsol y La Caixa sobre Gas Natural está pendiente de renegociación, el control conjunto persiste. La petrolera cumple la primera condición.

Y previamente a la adquisición, los socios que ejercen el control deben disponer 'conjuntamente' de una participación en la sociedad superior al 50% y haber designado entre ellos a más de la mitad de los consejeros. Otra vez, Repsol supera la prueba. Junto con La Caixa, rebasa la participación exigida y ambas han nombrado a ocho de los 12 consejeros.

Una vez que la petrolera cumple las principales condiciones, las restantes están sólo sujetas a su voluntad. El decreto de opas condiciona la exención a que el adquirente no incremente el número de consejeros que tenía antes de la adquisición una vez formalizada la compra. Por último, Repsol no podrá asumir más de un 6% adicional, aunque esta condición tiene caducidad y se disuelve en seis meses. La petrolera puede elevar ahora su capital en la gasística por encima del 30%.