Las ventas de coches en EE UU caen un 6,2% pese a los fuertes incentivos

Las ofertas de financiación con interés cero que están ofreciendo desde hace cuatro meses las grandes automovilísticas estadounidenses no han evitado que las ventas caigan un 6,2% durante el mes de abril. Honda y Toyota sacaron partido mientras tanto a sus nuevos modelos.

Las ventas de coches en EE UU continúan de capa caída. Los resultados de las tres grandes de Detroit han arrastrado al sector, por tercer mes consecutivo, hasta un descenso del 6,2% en ventas. Ni siquiera los elevados incentivos que la industria está ofreciendo para impulsar la demanda desde hace cuatro meses han conseguido impulsar un mercado afectado por la situación en Irak, el aumento de los despidos y el lento crecimiento de los salarios.

La caída del sector ha estado impulsada por los gigantes estadounidenses General Motors, Ford y DaimlerChrysler. Los fabricantes extranjeros aumentaron su cuota de mercado y las empresas japonesas Honda e Hyundai registraron sus mejores cifras de ventas para un mes de abril.

'Los números no son buenos y la razón son los fabricantes nacionales. Hay muchos compradores que están adquiriendo productos de Hyundai, o algunas de las nuevas ofertas de Honda o Toyota Corolla', dijo Michael Wujciak, consultor de automoción de Cap Gemini Ernst&Young a Press Business.

General Motors (GM), el líder mundial del sector, ha visto cómo sus cifras de ventas del mes de abril descendían un 8,7% respecto al año anterior. Los consumidores se han resistido, por ahora, a la oferta de financiación a tipo de interés cero durante cinco años que ofrece la compañía para todos sus nuevos modelos de automóviles y camiones. GM también lidera el gasto en producción de vehículos con un coste de 3.871 dólares en incentivos por vehículo.'Nuestro portfolio no es tan competitivo como nos gustaría y vamos a sufrir hasta que podamos ejecutar el lanzamiento de nuestros nuevos vehículos', dijo el director ejecutivo de análisis Paul Ballew.

Resultados de las asiáticas

Y es que los malos resultados no reflejan la creatividad de las automovilísticas para ofrecer incentivos récord a la compra. Tampoco los datos de los otros dos gigantes de Detroit reflejan una respuesta a los incentivos que inundan los canales de televisión. Ford y DaimlerChrysler redujeron sus ventas en un 6,7%. En concreto, Ford incrementó sus estimaciones de ventas del segundo trimestre un 1%, un dato que sigue siendo un 16% menos del mismo periodo del 2002.

Las cifras de las empresas alemanas muestran los dos signos. Volkswagen, el primer fabricante de automóviles europeo, vendió un 6,5% menos en el mes de abril. BMW registró un ligero avance en sus cifras del 0,6% gracias a la evolución del Mini, y Porsche lideró los incrementos con un 47%.

Frente a estos resultados las empresas asiáticas parecen sacarle partido a sus nuevos modelos y su cuota de mercado alcanza un 32,9%. Honda incrementó un 11% sus ventas en el mejor abril de todos los tiempos, principalmente gracias al impulso de los utilitarios y de los minivans. 'Es una recompensa a la mayor ofensiva de productos de nuestra historia con el lanzamiento de seis nuevos modelos en los últimos 13 meses', aseguró Dick Colliver, vicepresidente ejecutivo de American Honda.

En conjunto las expectativas del sector, según Autodata, proyectan unas ventas para el conjunto de 2003 de 16,5 millones de vehículos ligeros, una previsión mejor de la del mes pasado, que proyectaba unas ventas de 15,3 millones, pero lejos de los 17,2 del año pasado.