Nueva Economía

China, dispuesta a cerrar las Bolsas dos semanas por la neumonía

Las consecuencias negativas del brote de neumonía atípica que afecta a Asia aumentan día a día. Las aerolíneas, los hoteles y todos los negocios relacionados con el turismo han sido los primeros afectados por la desbandada de turistas extranjeros como consecuencia de las advertencias de la Organización Mundial de la Salud. El goteo de perjudicados es incesante. El fin de semana, el Gobierno chino ordenó el cierre de los lugares de ocio para evitar la propagación de la enfermedad. Los mercados de valores chinos se perfilan como la próxima víctima.

China, principal país afectado por la neumonía atípica, ha anunciado que estudia cerrar las Bolsas de Shanghai y Shenzhen durante más de dos semanas para prevenir más contagios en lugares públicos.

La comisión encargada de regular los mercados chinos está en conversaciones con las dos principales Bolsas para decidir si alarga el cierre de estos mercados por la festividad del día del trabajo. Las autoridades pretenden que la actividad cese desde el 1 hasta el 18 de mayo. 'Esto sería una medida puramente preventiva', aseguraba un operador en declaraciones a Bloomberg.

La medida pretende evitar contagios entre los 69 millones de inversores. La decisión es parte del esfuerzo del Gobierno chino por evitar congregaciones de gente en lugares públicos. El cierre de lugares de ocio, la clausura de un hospital, el aislamiento de otros dos, la paralización de las universidades y la cuarentena impuesta a miles de personas son otras medidas similares impuestas para atajar la crisis.

Sólo en China 131 personas han muerto de momento y hay alrededor de 3.000 afectados por la enfermedad, una cifra que supone más de la mitad de las infecciones detectadas en todo el mundo.

Las celebraciones de la festividad del día del trabajo iban a durar una semana en un principio, pero el Gobierno redujo los días festivos a los cinco días comprendidos entre el 1 y el 5 de mayo con la intención de evitar desplazamientos en el país. Los mercados iban a cerrar durante esas fechas y aún está por ver si el Gobierno decide alargar el parón.

El impacto económico de la enfermedad es otra preocupación que mantiene en vilo a la región. Los bancos de inversión ya han reaccionado reduciendo las estimaciones de crecimiento para la zona. JP Morgan estima que el PIB en China crecerá el 7,4%, frente a una revisión anterior del 8% como consecuencia de la caída del consumo. China tuvo un crecimiento interanual del 9,9% en el primer trimestre del año.

Otros bancos de inversión han advertido que el crecimiento puede verse aún más afectado si la enfermedad persiste en el segundo y tercer trimestre.

El mercado reacciona con alzas a la noticia

El posible cierre de las Bolsas de Shanghai y Shenzen se recibió con optimismo entre los inversores. El regulador chino estudia paralizar estos mercados entre el 1 y el 18 de mayo como una medida más para evitar la propagación de la neumonía atípica en el país.

El mercado reaccionó con optimismo ante la esperanza de que la enfermedad esté ya bajo control tras el parón. La Bolsa de Shanghai A, que se negocia en moneda local, subió un 3,43% en la sesión de ayer, mientras que el índice de la Bolsa de Shenzhen A se anotó un avance del 2,49%. Estas Bolsas, no obstante, se vieron fuertemente castigadas la semana anterior con retrocesos del 7,2% y del 6,6%, respectivamente.

Muchos analistas consideran que este buen comportamiento del mercado puede alargarse unos días más, pese al avance de la enfermedad.