Salida a Bolsa

RTL vota en contra de la operación de salida a Bolsa de Antena 3

Los temores de Telefónica estaban fundamentados. El gigante europeo de la televisión y accionista de Antena 3 con el 17,26% del capital, RTL, se opuso ayer a todos y cada uno de los puntos del orden del día de la junta extraordinaria convocada por la cadena para aprobar la salida a Bolsa. Con todo, la sangre no llegó al río y RTL rehusó impugnar la asamblea.

La mayoría formada por Telefónica -59,23% del capital de la televisión- y el SCH -tiene el 18,48%- dejaron en nada la oposición de RTL. Así, los socios de Antena 3 han eliminado los blindajes en forma de derecho de tanteo que tenían los actuales accionistas sobre la participación de los demás y que hacían imposible tanto la salida a Bolsa como la venta a un socio institucional.

Porque el objetivo de RTL no era tanto mostrar su oposición a una salida a Bolsa como intentar bloquear la venta de un porcentaje a otra compañía del sector. De hecho, el grupo audiovisual ha manifestado en reiteradas ocasiones su deseo de aumentar su participación en la televisión, algo que la cotización de Antena 3 pone al alcance de su mano. El interés de RTL, sin embargo, va más allá, y una venta a otro candidato le dejaría sin posibilidades de gestión.

A pesar de la oposición expresa, la junta y la posición de RTL han sido menos conflictivos de lo que se esperaba Telefónica, según fuentes cercanas a la compañía.

El SCH hace plusvalías

La oposición de RTL no fue la única operación relacionada con Antena 3 que se hizo pública ayer. Después de tres meses de silencio, el SCH ha revelado finalmente las plusvalías conseguidas por la venta a Telefónica de un 11,72% de la cadena que tenía aparcado. La entidad financiera ha logrado una ganancia de 23 millones de euros por un parking constituido para eludir la legislación audiovisual.

La junta de ayer es el primer paso para la distribución del 30% de Antena 3 entre los accionistas de Telefónica en forma de dividendo.

La SEPI, en contra de la propuesta

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ignacio Ruiz-Jarabo, se mostró ayer partidario de mantener inalterado el actual modelo de financiación de RTVE, 'en las actuales circunstancias'.

En este sentido, defiende que el anteproyecto de ley de televisiones que prepara el Gobierno no haga referencia a la definición del modelo de radiotelevisión pública, informa Europa Press.

Ruiz-Jarabo, antes de intervenir ante la Comisión de Hacienda del Senado, manifestó, en relación a la polémica entablada en las últimas semanas respecto a la reducción en la nueva Ley Audiovisual de la publicidad en RTVE a cambio de mayores subvenciones directas, que 'el modelo de financiación de RTVE, en las actuales circunstancias, está bien como está'.

'Cualquier reforma tendría que estar bien pensada, y bien madurada, y lo que ha salido estos días en los medios de comunicación estaba claramente falto de madurez. Por tanto, en estas condiciones, me parece bien que no haya nada en el borrador de la ley audiovisual al respecto', sentenció el presidente de SEPI.