Cuentas

Iberdrola afirma que la opa haría peligrar al suministro y a su plantilla

La opa que Gas Natural ha lanzado sobre Iberdrola "pone en peligro" el desarrollo de las infraestructuras de gas y electricidad, según ha afirmado hoy el vicepresidente y consejero delegado de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, después de la presentación de las cuentas trimestrales de la eléctrica. Advierte de que la fusión tendría un impacto negativo en la calidad del suministro y en la capacidad de generar energía, además de exigir un reajuste de la plantilla. Para Sánchez Galán, la operación "es negativa para los accionistas, el empleo, el sistema energético y los consumidores", y puso en duda que se alcancen las sinergias previstas por la gasista. Según el primer ejecutivo de la eléctrica, la operación "parece exigir la venta de Iberdrola en porciones para financiar la OPA".

Para el directivo, al reducirse las inversiones previstas por las dos compañías, se pone en peligro el objetivo de desarrollo de infraestructuras previsto en la Planificación energética. En su opinión, España, con sus altas tasas de crecimiento, precisa disponer de energía en cantidad, calidad y precio adecuados para poder mantener y acelerar su crecimiento económico. Por eso el Gobierno ha estimado necesarias unas inversiones de 26.500 millones hasta 2011, que calificó de "necesarias con urgencia". Por contra, añadió, la operación propuesta reduce, "ni más ni menos", en 3.400 millones las inversiones previstas para los próximos tres años, lo que implicará, "sin duda", el mantenimiento de desequilibrios regionales en el suministro eléctrico, un "gran impacto" en la calidad del suministro y 2.500 millones menos de inversiones en generación. La eléctrica estima que esto pone en riesgo 7.400 megavatios.

Agregó que las contradicciones puestas de manifiesto en relación con las eventuales reducciones de plantilla "hacen evidente el riesgo de que la operación destruya empleo, puesto que ésta parece que es la única manera de obtener sinergias". Y añadió, "Por todo ello, no parece explicarse cuál sea este modelo industrial con el que nadie parece que gana, ni los accionista de Gas Natural, ni los de Iberdrola, ni el empleo, ni los consumidores y que pone al país en riegos innecesarios de disponer de un servicio especial como es el energético", subrayó. Por contra, dijo, el modelo de Iberdrola crea valor para los accionistas, para el país, para los consumidores y para los empleados.

IBERDROLA 11,24 -0,31%

Resultados récord

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 281,2 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 10,6% respecto al mismo periodo de 2002. Una excelente evolución debida, sobre todo, al crecimiento del beneficio ordinario, resultado de las actividades recurrentes, que aumentó un 32,4% y se elevó a 438,3 millones. Por el contrario, el importe neto de la cifra de negocio se redujo un 14% y se situó en 2.249,5 millones, frente a los 2.614,8 del primer trimestre del año pasado. Se debió al abaratamiento de la electricidad en el mercado mayorista, por el incremento de los recursos hidráulicos.

Se profundizó el apalancamiento financiero de la compañía, medido por el ratio de deuda sobre fondos propios, desde el 57,1% hasta el 56,2%. No obstante, la compañía destinó más de 470 millones a la inversión, el 84% centrados en España. En el apartado de desinversiones, Iberdrola vendió activos por importe de 170,9 millones: 40 millones por la enajenación de inmuebles y 130,9 por la venta de su participación en Energía Hidroeléctrica de Navarra (EHN).

El beneficio ordinario creció al compás de la mejora del 11% del beneficio neto de explotación (EBIT) y al incremento del 25,4% del resultado financiero. Los resultados extraordinarios fueron negativos, 50,7 millones menos, por la dotación de 102,6 millones a la cobertura de planes de reestructuración y mejora de la eficiencia.

Nueva evaluación de la CNE

Iberdrola se enfrenta en la actualidad a una Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por Gas Natural que ha sido rechazada por el Consejo de Administración de la eléctrica. Hoy, el Consejo de Administración de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) volverá a analizar las eventuales consecuencias de una fusión entre ambas. Gas Natural garantizó a la CNE que, si tiene éxito la OPA, asumirá con carácter vinculante las inversiones previstas por las dos compañías en actividades reguladas hasta 2006. La CNE ha estudiado ya la operación en varias reuniones, la última hace dos días y, según las fuentes consultadas, no se puede adelantar cuándo estará listo su informe.