Asamblea de la CECA

El crédito de las cajas crece un 16,3% en marzo, por encima de las previsiones

Las cajas de ahorros lograron mantener en el primer trimestre del año ritmos de crecimiento del crédito del 16,3%, según los datos difundidos ayer tras la asamblea general de la Confederación (CECA). Aunque esta tasa implica que se modera el crecimiento respecto al 17,1% registrado el mes anterior, supera las previsiones que hicieron las propias entidades al comenzar el año. Entonces, y tras revisar varias veces a la baja las estimaciones iniciales, pronosticaron un avance del 14,5%, un nivel que suponía retroceder a las tasas de hace seis años.

Además, estos aumentos del crédito se están produciendo sin dañar el índice de morosidad del sector. La tasa, de hecho, descendió por tercer mes consecutivo y se situó en marzo en el mínimo histórico del 0,82%.

El sector considera que estos buenos resultados en términos de actividad se pueden prolongar todavía algunos meses, y no ven una amenaza clara para el negocio, a pesar del aumento de la presión competitiva.

Ni siquiera la ofensiva comercial lanzada por los dos mayores grupos, BBVA y SCH, han impedido a las cajas seguir ganando cuota de mercado en estos meses.

Hace meses que el crecimiento del crédito de las cajas más que duplica al de los bancos, que en febrero fue del 7,4%, según la AEB.

Uno de los factores que más ha influido en el diferencial de crecimiento del crédito de bancos y cajas es el superior peso de las hipotecas en las carteras crediticias de las cajas. De hecho, las entidades consideran que la evolución del crédito general estará muy condicionada al comportamiento del mercado inmobiliario, al que rodean muchas incertidumbres.

Los últimos datos conocidos de aumento del crédito hipotecario señalan aumentos todavía por encima del 20%, sin que se haya producido todavía la moderación que algunos expertos esperaban hace meses.

En cuanto a los recursos ajenos, crecieron un 12,4% hasta marzo en términos interanuales, hasta los 404.792 millones de euros.

También logró un notable crecimiento el patrimonio de los fondos de inversión, con un saldo total de fondos gestionados por las cajas de 175.000 millones, que sitúa la cuota de las cajas en este mercado en el 26,44%.

La cartera de valores aumentó un 2,5% hasta marzo, pese a que la variación en el mes apenas registró movimiento.

La satisfacción por el buen comportamiento del negocio contrasta con la inquietud generada en el sector por la impresión de que el intento de operaciones como la compra del Zaragozano o el proyecto de La Caixa, principal accionista de Gas Natural, de lanzar una opa sobre Iberdrola está aumentando la rivalidad con los bancos y otras empresas españolas.

El presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás, aprovechó ayer su discurso ante la asamblea para volver a reclamar a los cajeros que refuercen sus señas de identidad y recalcar el mensaje de que el intervencionismo político sigue siendo el principal enemigo del desarrollo de las cajas. Un discurso conocido para el ex presidente de La Caixa, Josep Vilarasau, que se despedía como consejero general de la asamblea. El consejo de administración de la CECA, celebrado con anterioridad, nombró ayer a Ricardo Fornesa vicepresidente primero de la asociación, un puesto ocupado hasta ahora por Vilarasau como presidente de La Caixa.