Previsión

Deutsche prevé crecer un 20% en banca privada

La filial española de Deutsche Bank prevé gestionar en diciembre de este año un volumen de 2.064 millones de euros procedente de grandes patrimonios en España. De cumplirse este objetivo, la entidad incrementaría en un 20% la cartera actual, anunció ayer el director general de Deutsche Bank Private Wealth Management, Luis Ojeda.

Deutsche presentó ayer la nueva división de Private Wealth Management, que se ocupará de las fortunas superiores a dos millones de euros. Entre las metas de la división se encuentra, además, la de duplicar en cinco años el número de clientes de grandes patrimonios, hasta un total de 800 grupos familiares, y lograr una cuota de mercado del 5%, frente al 3% que tiene en la actualidad.

El grupo bancario llevó a cabo a principios de este año una reestructuración de sus líneas de negocio en España. Dividió en dos patas la banca privada del banco. Ahora opera por un lado el negocio de capitales más bajos -mass affluent-, denominado Private & Business Clients. Esta división se dedica a patrimonios comprendidos entre 120.000 y dos millones de euros. La segunda pata sería Private Wealth Management, que gestiona carteras de más de dos millones.

El banco considera que este negocio es 'atractivo', aunque aseguró que en él compite la práctica totalidad de los grandes bancos internacionales, que normalmente toman España como 'banco de pruebas' para sus estrategias de expansión.

El aspecto positivo es que en España este segmento todavía no ha alcanzado el nivel de madurez a diferencia de otros países como Suiza o Reino Unido. Por ello, tanto Ojeda como Rafael Gascó, subdirector general de Private Wealth Management de Deutsche Bank en España, prevén que el volumen de los grandes patrimonios crezca en los próximos tres ejercicios a un ritmo cercano al 10% anual.

Ambos directivos creen que 'los dos grandes jugadores en España' BBVA y SCH están muy posicionados entre los patrimonios de entre 100.000 euros y un millón. Su cuota, sin embargo, se reduce en la parte superior del mercado, que es donde quiere posicionarse Deutsche.

Ojeda indicó que el crecimiento de la entidad será orgánico, ya que este banco nunca ha apostado por crecimientos a través de compras o fusiones, lo que le ha otorgado una posición 'bastante cómoda' frente al resto de competidores.

Deutsche Bank Private Wealth Management gestiona en la actualidad en España activos por valor de 1.720 millones de euros pertenecientes a 400 grupos familiares. El banco considera que en la actualidad existen entre 20.000 y 25.000 clientes con más de dos millones en activos financieros, que se concentran sobre todo entre Madrid y Barcelona.

Esta área del banco cuenta con cuatro direcciones regionales en Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla y está integrado por 40 profesionales con más de 10 años de experiencia.