IPC

El IPC francés sube un 0,5% y eleva al 2,6% el interanual

El índice de precios al consumo subió en Francia un 0,5% en marzo, como en ese mes de 2002, por lo que el IPC interanual se situó en el 2,6%, según ha anunciado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). Según datos definitivos, la inflación subyacente, excluidos los precios energéticos y agroalimentarios, se mantuvo estable y se incrementó un 1,8% en doce meses. El índice armonizado, que permite comparar la evolución de los precios en Francia con el resto de los países de la Unión Europea (UE), otro 0,5% el mes pasado y un 2,6% en un año.

El INSEE ha atribuido las alzas inflacionistas a las rebajas de invierno y a la subida de los precios de la ropa, el calzado y otros productos manufacturados. Se justifica también por el encarecimiento sostenido de los productos petroleros que han subido casi un 16% en los últimos doce meses y, en menor medida, de la alimentación y los servicios. La mayor subida se registró en el sector de la energía, del 1,6% en marzo y del 9,1%, la anual.

Gastos de consumo

También se han hecho públicos los gastos de consumo de los particulares franceses en productos manufacturados, que repuntaron un 0,3% tras sufrir una caída del 0,7% en febrero, lo que arroja un aumento del 1,4% en doce meses. El instituto estadístico rebajó 0,2 puntos los datos de hace dos meses. Si se excluyen los automóviles y repuestos, así como los productos médicos, los gastos se elevaron en marzo hasta un 0,4%.

El consumo ha sido el único puntal del crecimiento de la economía en este período de clara desaceleración y aumentó un 1% en productos manufacturados en el primer trimestre. En marzo, los gastos en bienes duraderos subieron un 0,9%, como las compras de automóviles, tras caer un 1,9% en febrero. Los hogares se gastaron un 0,5% más en equipos domésticos y un 2,3% menos, en ropa y artículos de cuero, después de tres meses de alza sostenida.