Telecomunicaciones

La especulación se ceba en Jazztel, que mueve el 20% del capital en un día

El canje de deuda por acciones, que se comió el 90% de la inversión de los accionistas de Jazztel, no ha asustado a los especuladores, que han vuelto a encontrar un filón en la compañía de telecomunicaciones. Ha subido un 77% en las últimas siete sesiones, después de despejarse la incertidumbre relacionada con el canje de deuda por acciones y entre numerosos rumores de fusión o compra.

En la sesión de ayer Jazztel llegó a subir un 35%, y la acción alcanzó los 0,5 euros. No obstante, la compañía comunicó a la CNMV que no está negociando ninguna operación empresarial, y las acciones retrocedieron un 12% en pocos minutos. En las horas posteriores prolongaron, con altibajos, la tendencia descendente hasta cerrar en 0,39 euros, con una subida del 5,41%.

La comunicación oficial a la CNMV desinfló la cotización, pero el volumen de negocio de Jazztel no se resintió. La compañía negoció ayer 104 millones de acciones por valor de 44 millones de euros, lo que supone un 20% del capital. El lunes se habían intercambiado títulos representativos del 10% de Jazztel. Sean o no ciertos, la capacidad de estos rumores para desatar compras y ventas indica un interés desmesurado y, desde luego, superior al habitual chicharreo. Ayer Jazztel fue el sexto valor más negociado del continuo.

Alza del 127%

La carrera alcista de la compañía se inició el 3 de abril. Desde ese momento, y hasta el máximo registrado ayer, Jazztel había avanzado el 127%. El volumen de negociación acumulado en estas seis sesiones ha sumado 1.200 millones de títulos, cuando la empresa está dividida en 519. Ello significa que el capital de la compañía ha rotado dos veces. ¿Qué acontecimiento es capaz de justificar un comportamiento bursátil tan espectacular?

Los expertos comentan que se han liberado presiones sobre la cotización y que una eventual operación de compra es más verosímil ahora que hace tres meses. Cuando Jazztel rozó la quiebra, en junio pasado, acordó con sus acreedores un canje de deuda por acciones que entregó a los tenedores de bonos el 90% del capital. Los accionistas perdieron casi toda su inversión, pero a cambio la empresa se salvó. Las acciones se entregaron a los bonistas en diciembre, pero sólo se podían vender de forma escalonada. El 1 de abril terminaba el último periodo de bloqueo que impedía a los nuevos accionistas vender los títulos recibidos.

La veda se abrió, pero ello no ha implicado una venta masiva de títulos. Este hecho justifica, por sí solo, una moderada subida bursátil, pues el miedo a una avalancha de papel había lastrado la cotización de la compañía. Apenas había remontado posiciones desde que se completó el canje de deuda.

Tanto el final del bloqueo a la venta de acciones como el propio saneamiento financiero de la empresa facilitan una operación empresarial, ya sea desde el punto de vista de Jazztel o desde el punto de mira de un eventual comprador.

Pese a todo, los analistas aconsejan prudencia. Felipe Mesía, de Self Trade, se muestra abiertamente negativo: 'Terminado el lock up de las acciones hay menos presión sobre el valor. Pero Jazztel aún tiene mucho que demostrar. Las expectativas no tienen ahora el valor que tenían antes. Nuestro consejo es vender ahora, para reducir las pérdidas o para hacer plusvalías'.

En los foros y chats bursátiles de Internet Jazztel era la estrella indiscutible. En algunos de ellos los internautas comentaban eufóricos tanto la extraordinaria subida del valor como la alta liquidez de las acciones, que permitía entrar y salir fácilmente del mercado.

Pero no hay nada concreto, y ni mucho menos después de que la compañía haya remitido un desmentido a la CNMV.