Descenso

La opa sobre Metrovacesa finaliza con otro descalabro en Bolsa

El periodo de aceptación de la oferta pública de adquisición de acciones lanzada por los grupos italianos Caltagirone y Marchini finalizó a las doce de la noche de ayer acompañado por una nueva caída de los títulos de la inmobiliaria. Las acciones de Metrovacesa perdieron un 3,77% y cerraron a un precio de 23,23 euros, frente a los 27 euros ofrecidos por los italianos.

La jornada de ayer ratificó las expectativas del pasado lunes de que Caltagirone y Marchini no conseguirán atraer a su oferta de compra al menos al 50% más una acción del capital de Metrovacesa, porcentaje al que han condicionado la efectividad de la opa.

El que puedan eliminar esta condición dependerá del número de títulos que haya ido a opa, aunque difícilmente alcanzaría a sumar más del 40% del capital, porcentaje que les permitiría algún tipo de maniobra de ser capaces de llegar a algún acuerdo con alguno de los accionistas significativos. La impresión más generalizada entre los analistas es que Caltagirone y Marchini han perdido su apuesta por controlar la inmobiliaria española.

METROVACESA 6,70 -0,30%

Los 83 días transcurridos desde que Quarta (grupo Caltagirone) y Astrim (sociedad controlada por Alfio Marchini) presentaran ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la documentación para el lanzamiento de la opa se han resuelto con una nueva configuración del accionariado de la inmobiliaria en el que posiblemente no estarán los promotores de la oferta de compra.

Inversores institucionales como Abu Dhabi Investment Authority (ADIA) e históricos en la inmobiliaria (José Aguinaga, Alejandro Churruca, entre otros) han aprovechado para realizar plusvalías y han dado paso a nuevos accionistas presentes ya en la promoción inmobiliaria como el grupo Sacresa, Expo-An y HC, lo que ha propiciado la negociación de más de 60 millones de títulos en este periodo.

Con la liquidación de la oferta, momento hasta el que Quarta y Astrim disponen para decidir si eliminan la condición que limita la efectividad de la misma a la consecución de más del 50% del capital, se reabrirá el proyecto de fusión de Metrovacesa con Bami, en el que los italianos han apoyado su artillería contra el presidente de Metrovacesa y de Bami, Joaquín Rivero.

La opa de Caltagirone y Marchini sorprendió a Metrovacesa y a Bami con sus respectivas comisiones ejecutivas ya convocadas para debatir los informes de fusión de las dos sociedades.

Joaquín Rivero declaró ayer a Bloomberg que, si 'falla la opa' de los italianos, 'nos gustaría llegar a una conclusión rápida, nos fusionemos o no. La intención de Bami', precisó, Rivero, 'es sugerir la fusión'.

Bami, según Bloomberg, quiere intentar persuadir a los accionistas de Metrovacesa para que acepten un canje de acciones. 'Bami no puede imponerlo, porque tiene una participación minoritaria (24,99%). Hemos dicho varias veces que no nos gustaría simplemente un apoyo suficiente, sino unanimidad', comentó el presidente de Bami y de Metrovacesa.

Otra compañía que va a estar muy pendiente del resultado de la opa de los italianos es la inmobiliaria española Fadesa. La compañía que preside Manuel Jove 'no descarta posibilidad alguna relacionada con dicha compañía, en particular en función del resultado que tenga la opa formulada por Quarta y Astrim'. Así lo comunicó la propia Fadesa a la CNMV, cuando, a mediados de marzo, desde algunos medios se le atribuyó el lanzamiento inminente de una opa competidora sobre Metrovacesa.