Quiebra

Los pilotos ponen a American Airlines al borde de la bancarrota

El grupo American Airlines podría verse obligada a acudir hoy mismo a los tribunales y declararse en quiebra si prospera la iniciativa judicial de un grupo de sus pilotos que ha acudido a los tribunales para dejar sin efecto la reciente votación sindical en la compañía refrendando un acuerdo de recorte de costes salariales de 660 millones de dólares.

Los pilotos han pedido a la Corte Federal que suspenda el resultado de la votación y hoy está previsto que el juez tome una decisión al respecto.

American Airlines ya ha advertido que no tendrá más remedio que declararse en quiebra si hoy martes no consigue la aprobación definitiva para cada uno de los acuerdos de recorte de costes que ha firmado con su plantilla. Estos acuerdos permitirán a la primera aerolínea del mundo generar unos ahorros de 1.800 millones de dólares.

American Airlines ha precisado que en un contexto de quiebra se vería obligado a llevar a cabo ahorros de costes laborales adicionales por importe de 500 millones de dólares. Básicamente llevaría a cabo ese recorte a través de un plan con miles de despidos.

La iniciativa del grupo de pilotos no esta respaldada por su organización sindical, que estiman que en un contexto de quiebra las concesiones a los pilotos por parte de la dirección de American Airlines serían mucho menores y 'sólo se lograría estropear mucho más la situación de la empresa'.

La aerolínea ha precisado que el paquete de 3.000 millones de dólares en compensaciones a las aerolíneas aprobadas por el Congreso de Estados Unidos por la guerra de Irak, no será suficiente para evitar la quiebra sin aplicar un plan permanente de recorte de costes.

Estos planes son imprescindibles ya para la supervivencia del sector aéreo estadounidense, después de que el año pasado las 10 mayores aerolíneas del país declararan pérdidas globales de 11.300 millones de dólares (10.560 millones de euros).