Francia prevé crecer a un ritmo del 2% a fin de año

El ministro francés de Economía, Francis Mer, confió ayer en que, acabada la guerra, la economía gala volverá a acelerar su ritmo de crecimiento hasta llegar al 2% o 2,5% a finales de año, frente al estancamiento que se prevé para este trimestre.

Mer cree que esto será una realidad 'progresiva' gracias a la desaparición del 'factor incertidumbre' una vez concluida la guerra en Irak. En su opinión, el término de dicho factor es positivo para la economía francesa y para la mundial y precisó que el precio del petróleo, 'en vías de descender', completa este horizonte optimista.

El titular de Economía de Francia admitió, no obstante, el riesgo de que se dispare el índice de precios en general, aunque consideró que es una tendencia que se corregirá antes de final de año.

Pero este optimismo de las filas gubernamentales francesas se ve contrarrestado por las previsiones mensuales publicadas ayer por el Banco de Francia, que prevén que la economía gala se estanque en el segundo trimestre del año.

De esta forma, el banco corrige sus propias estimaciones, que esperaban un alza del 0,1%.

Esta entidad, que admitió que esa nueva previsión podría resultar afectada por un sesgo negativo derivado de las incertidumbres geopolíticas, mantuvo invariable su cálculo de un avance del PIB del 0,2% para el primer trimestre del presente ejercicio.

Según los datos de los que dispone la entidad, el indicador del clima de negocios cayó tres puntos en marzo. Igualmente retrocedieron otros indicadores en marzo, como el de encargos de las empresas, la actividad industrial, el empleo en la industria o las perspectivas de actividad.

El Banco de Francia concluyó que se ha acentuado la ralentización observada desde finales de 2002 y que sigue estancada la producción prevista.