Oferta

Brufau asegura que la oferta de Gas Natural sobre Iberdrola es 'imbatible'

Camino de Fráncfort, procedente de Londres y con parada en Bilbao. Todo con el mismo guión: vender a los principales inversores y a los gestores de los fondos de inversión y de pensiones las bondades de la opa de Gas Natural sobre Iberdrola.

Antoni Brufau eligió ayer en Bilbao un público selecto y escogido para ganarse unos apoyos que permitan sacar adelante una operación que calificó de 'inmejorable para la economía del País Vasco'. Según él, esta estrategia salvaguarda los intereses de los pequeños accionistas de la eléctrica radicados en Euskadi. En lo referente a mejorar la oferta actual fue bien claro para sentenciar que 'no se ha planteado por ahora modificar al alza la ecuación de canje'.

A la llamada de Invercaixa y Gas Natural acudieron todos los invitados salvo uno, Elkarkidetza, el fondo de pensiones cuyos principales partícipes son los trabajadores del Gobierno vasco. Acudieron, incluso, los analistas y gestores de fondos de la BBK y de Norbolsa, sociedad de valores y Bolsa participada, entre otros, por la entidad vizcaína presidida por José Ignacio Berroeta que tiene el 7% de Iberdrola y el 3% de Gas Natural.

IBERDROLA 10,00 -1,86%
NATURGY 25,16 -0,67%

BBK y Norbolsa

A la reunión asistieron, además de la BBK y Norbolsa, Lagun Aro, la entidad de previsión social voluntaria de Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) y que gestiona una cartera superior a los 1.800 millones de euros, Geroa, el fondo de pensiones de los trabajadores del metal de Guipúzcoa, Vital Kutxa y Kutxa de Guipúzcoa. Estas instituciones pueden gestionar del orden del 5% del capital de Iberdrola propiedad de sus clientes y partícipes. Su participación directa en el accionariado de la eléctrica sumaría otro 9%.

Brufau, según aseguran varios asistentes a la reunión celebrada en un céntrico hotel de cinco estrellas, aseguró que la operación supondrá crear un gran grupo energético con posición en el mercado europeo y con posibilidades de crecimiento en el mercado internacional. A la vez afirmó que la operación es clara y no esconde ninguna estrategia que pueda perjudicar al grupo vasco. Así manifestó que, de salir adelante la opa, se mantendrá la identidad de Iberdrola que seguirá gestionando la totalidad del negocio eléctrico, el actual y el nuevo, y la sede se mantendrá en Bilbao. En la capital vizcaína se ubicará también el domicilio de la corporación industrial que aglutina las actividades no energéticas de Gas Natural e Iberdrola (ingeniería, telecomunicaciones, informática, etcétera).

Brufau tiene previsto volver en breve a Bilbao y ampliar del abanico de inversores a los que contará los planes de Gas Natural. Ayer tuvo una agenda apretada y se reunió con el presidente de Confebask, Román Knörr. Entre los miembros de la patronal vasca, de la que Iberdrola es un miembro destacado, también quiere buscar un aliado para seguir adelante con sus planes. Los gestores de Iberdrola, mientras tanto, insisten en decir que la compañía no negociará con Gas Natural sobre su opa hostil y apuesta por defender su estrategia de crecimiento para el periodo 2002-2006.

El presidente de Gas Natural, en una entrevista con Vasco Press, tendió una mano al presidente y al consejero delegado de Iberdrola 'para que entren a formar parte del proyecto', aunque reconoció que 'todavía' no había negociaciones con la cúpula de la eléctrica. Apostó, a la vez, por materializar una operación que sea 'consensuada'. Brufau considera que la oferta de Gas Natural es una fusión 'muy positiva' y no una oferta de adquisición hostil.

La eléctrica ve menos sinergias que las anunciadas

Las sinergias y ahorros de costes por la integración de Gas Natural e Iberdrola quedan reducidos a 80 millones de euros anuales, según los cálculos de la eléctrica. Por el contrario, el último informe del grupo gasístico enviado a la CNMV cuantificaba esas partidas a 415 millones anuales hasta el ejercicio 2006, mientras que en el primer documento, fechado en marzo, había situado las sinergias y los ahorros en 300 millones de euros hasta el año 2005.

El informe de Iberdrola ha sido recogido por el banco portugués de inversión BPI. Según especifica el grupo que preside Antoni Brufau en el último documento, el 23% de las sinergias se generarían en las eficiencias en los ciclos comerciales, en la integración de las plataformas, en la captura de los nuevos clientes y en el uso más eficiente de las redes. Otro 27% se produciría, entre otros temas, por la centralización de los servicios corporativos. El argumento utilizado por Iberdrola para rechazar esas cifras es que algunas de esas previsiones de ahorro son más elevadas que los costes actuales de la eléctrica ya sea en redes, en gastos de sistema o en su equipo gestor en determinadas áreas geográficas como América Latina.