Contrato

La SEPI recurrirá la sentencia que le obliga a comprar el 7,8% de Ebro Puleva

El Juzgado de primera instancia número 21 de Madrid ha dictado un fallo en el que obliga a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a adquirir el 7,8% de la participación de Torras-Kio en Ebro Puleva al precio pactado en 1997, lo que supondrá un desembolso de al menos 144 millones de euros. Fuentes de la SEPI indicaron que se plantean recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Según la sentencia, se condena a Alimentos y Aceites (Alycesa), firma controlada por SEPI "a formalizar el contrato de compraventa en cumplimiento del contrato de opción de compra y venta sobre 9.627.465 acciones de Ebro Puleva y a pagar por ellas el precio de 144,655 millones de euros, más el interés pactado del 10% desde el 30 de diciembre de 1997 hasta la fecha de formalización del contrato".

Según el acuerdo entre la Administración y Torras, el precio por acción es de 18 euros más una revalorización del diez por ciento anual, lo que situaría el precio de dichos títulos al día de hoy en unos 28 euros. Este precio representa 3,6 veces más sobre el cierre de ayer en la Bolsa de Madrid de los títulos de Ebro Puleva, que acabaron en 7,71 euros por acción, tras ganar el 1,98%.

EBRO FOODS 16,22 -0,37%

Por otra parte, el Comité Consultivo de Privatizaciones (CCP) informó hoy de que ha emitido su dictamen no vinculante sobre la privatización del 4,24% de Ebro Puleva en manos de Mercasa, del que ha resultado adjudicatario el Instituto Hispánico del Arroz (Hisparroz) que pagará 50,53 millones de euros, lo que supone un precio por acción de 7,75 euros. El CCP concluye que se pueden considerar cumplidos "de una manera suficiente" los principios por los que tiene que velar este Consejo, aunque recomienda que en futuras operaciones de cualquier agente gestor se modifiquen las pautas seguidas en esta operación".

Según el CCP, la búsqueda de posibles compradores se ha basado en los contactos de carácter bilateral del asesor, BBVA Bolsa, con los inversores preseleccionados, "sin que ello haya ido acompañado de la apertura formal de un plazo para que los posibles interesados pudiesen presentar sus ofertas de adquisición".