Guerra en Irak

UGT convoca en solitario una huelga general de dos horas el 10 de abril

La unidad sindical entre CC OO y UGT, tantas veces puesta en entredicho, se rompió ayer. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, anunció ayer que esta central sindical convocará una huelga general de dos horas por turno el próximo 10 de abril 'para manifestar su rechazo a la guerra contra Irak'. El propio Méndez será quien acuda hoy al Ministerio de Trabajo para registrar oficialmente la convocatoria oficial de huelga general.

UGT irá en solitario a esta huelga porque CC OO mantiene su negativa a utilizar el instrumento de la huelga general para protestar por la guerra, al considerar 'de dudosa legalidad' el uso de esta vía para protestar por un conflicto que no es de naturaleza laboral.

Sin embargo, Méndez pidió ayer a Fidalgo que 'vuelva a reflexionar' y sume a CC OO a la huelga.

Aún más, Méndez insistió en que UGT 'se limita a cumplir lo hablado anteriormente con Fidalgo'. De esta forma, sugirió que en un primer momento el líder de CC OO sí apoyó, al menos en conversaciones privadas, la posibilidad de convocar este paro general, para luego rechazarlo.

Igualmente, el responsable de UGT rechazó los motivos apuntados por CC OO para descartar la huelga general entre los que estaban la posible ilegalidad y la negativa a protagonizar las protestas que corresponden a la ciudadanía.

En este sentido, Méndez explicó que el debate de la ilegalidad de la huelga 'está superado', porque se trata de un derecho constitucional fundamental y no sólo laboral, por lo que, a su juicio, se puede convocar una huelga que no tenga estrictos motivos laborales. Además, precisó que se trata de facilitar el 'cauce natural de los trabajadores' para que rechacen la guerra, con lo que los sindicatos 'participan' y no 'protagonizan' las protestas. Por ello, aseguró que, si CC OO se uniera a la huelga, sería una manera de 'recuperar su unidad de criterio interna'.

Pero esta unidad está también más que quebrantada. El sector crítico de CC OO y los seguidores del que fuera secretario de Organización y de Comunicación, Rodolfo Benito, mantienen su apoyo a la huelga general, en contra de la opinión mayoritaria de la cúpula del sindicato que rechazó la convocatoria de paro por 15 votos a favor y 11 en contra. Los seguidores de Benito aseguraban ayer que 'no estaba todo dicho' y la unión regional de Madrid ha convocado para el lunes un consejo regional extraordinario para evaluar la situación. También CC OO de Asturias, del sector crítico, se mostró partidaria de secundar el paro. La dirección de CC OO no descarta convocar un Consejo Confederal extraordinario para solucionar estas diferencias.

El presidente de la patronal, José María Cuevas, rechazó la convocatoria de una huelga general y recordó a UGT que existen otras muchas formas de expresar su oposición a la guerra en el marco de la Constitución.