Guerra en Irak

CC OO frena la convocatoria de huelga general de dos horas

La convocatoria de huelga general de dos horas en cada turno de trabajo contra la guerra de Irak, proyectada para el 10 de abril próximo, está de nuevo en el aire. Ayer se reunió el comité confederal de Comisiones Obreras (CC OO) en Madrid para debatir la convocatoria y analizar otro tipo de actuaciones contra el conflicto bélico y la opinión mayoritaria de los secretarios generales de federaciones y uniones regionales fue contraria a la huelga de dos horas o de cualquier tipo de duración.

La posición mayoritaria expresada, según fuentes sindicales del propio consejo confederal, consistió en que 'no hay motivaciones laborales consistentes como para parar la actividad económica; los trabajadores están mayoritariamente en contra de la guerra de Irak, pero fuera de su entorno laboral; no hay clima laboral para un paro general'. Por ello, los dirigentes de Comisiones Obreras estiman que se debe continuar con actos que reivindiquen el final del conflicto, desde manifestaciones a actos muy puntuales de protesta, pero en ningún caso paros en la actividad laboral.

'La mayoría de los dirigentes de CC OO está en contra de convocar una huelga general para parar la guerra porque no creen conveniente que los sindicatos se desmarquen de un movimiento que consideran masivo, plural e internacional', según el secretario general de la Federación Minerometalúrgica, Ignacio Fernández Toxo.

La ejecutiva decide

No obstante, la opinión no fue totalmente unánime. Secretarios generales pertenecientes al sector crítico que lidera Agustín Moreno defendieron abiertamente la convocatoria de una huelga de 24 horas y los partidarios de la corriente escindida de la mayoría y liderada por Rodolfo Benito proponen una huelga de duración limitada, en torno a dos horas.

La decisión definitiva sobre la convocatoria o no la tomará comisión ejecutiva, que se reunió anoche en Madrid, una vez terminado el comité confederal. Fuentes cercanas aseguraron que lo lógico era ratificar la tendencia mayoritaria de rechazo a la huelga expresada en el citado comité confederal. Posteriormente, ya en la jornada de hoy, Comisiones Obreras negociará con UGT la propuesta definitiva.

Lógicamente, las posturas se encuentran muy enfrentadas. CC OO no es partidaria de resolver con una huelga ni siquiera de dos horas la oposición a la guerra, mientras que en la UGT gana adeptos entre sus dirigentes la necesidad de convocar una huelga de 24 horas, cuando inicialmente consideraba que únicamente debería convocarse un paro de dos horas de duración por cada turno. Hasta ahora se han convocado dos paros de 15 minutos contra la guerra (el último ayer), aunque su seguimiento ha sido muy desigual en toda España.

CEOE asegura que los paros en favor de la paz son ilegales

La CEOE asegura que el paro de 15 minutos celebrado ayer contra la guerra no responde a motivaciones laborales; ante la reiteración de este tipo de convocatorias ilícitas recuerda a las empresas que 'disponen de instrumentos legales para resolverlas'.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) advierte que en la convocatoria no se han respetado los mecanismos instituidos a través del diálogo social para afrontar situaciones de conflicto. Asegura en un comunicado que los motivos que se invocan para los paros son ajenos a las relaciones entre empresarios y trabajadores.

'Las empresas nada pueden negociar con la representación de los trabajadores y, sin embargo, se les obliga a soportar las consecuencias de la paralización de la actividad'. 'Sólo desde una interpretación muy forzada puede afirmarse que estamos ante una huelga por motivos laborales, por lo que constituye un paro ilícito'.

Por todo ello, y ante la reiteración de este tipo de iniciativas sindicales en las últimas semanas (ya se han convocado dos de quince minutos), la patronal recuerda a las empresas que disponen de 'instrumentos legales y convencionales para resolver situaciones anómalas como la presente'.