Relevo

Allianz impone a un directivo del Deutsche para sanear Dresdner Bank

Bernd Fahrholz, de 55 años, dimitió ayer como estaba previsto de su cargo de presidente de Dresdner Bank y del de vicepresidente de Allianz. A la espera de ser nombrado nuevo presidente del banco alemán por el consejo de vigilancia, Herbert Walter, economista de 49 años, ex presidente de la extinta filial de banca minorista Deutsche Bank 24 y hasta ayer responsable de la división de banca privada de Deutsche Bank, fue elegido ayer miembro de la dirección de Allianz encargado del Dresdner Bank con efecto inmediato.

El ya ex presidente del tercer banco germano ya anticipó ayer que Allianz va a tomar 'decisiones de amplitud en la estrategia' sobre Dresdner. En una carta al consejero delegado de Allianz, Henning Schulte-Noelle, le explica que no quiere estar en estas decisiones y recuerda que los 'cambios masivos' en el banco han provocado 'intensas discusiones' con la cúpula de Allianz. Los números rojos que Dresdner arrastra desde 2001 también se van a cobrar el puesto del presidente de Allianz: Schulte-Noelle, impulsor de la gran fusión de 2001, será sustituido el próximo mes por Michael Diekmann.

La sustitución del primer ejecutivo en el tercer banco alemán llega en un momento de crisis general en el sistema financiero del país. Pese a que el Gobierno germano rechaza la existencia del problema, el presidente del Deutsche Bank, Josef Ackerman, ha pedido un plan de rescate para los bancos privados dañados por las quiebras de empresas que han dejado una voluminosa carga de créditos impagados. Si bien ha matizado que la medida aún no es necesaria.

La entrada en el Dresdner del ejecutivo procedente del rival Deutsche acelerará el plan de recortes en el banco y la venta de la filial de banca de inversión, Dresdner Kleinwort Wasserstein, principal causante de las pérdidas del banco, destacan los analistas. Walter es un experto en saneamiento, como ha demostrado en sus 20 años de trayectoria en el primer banco germano, donde redujo 3.000 empleos y cerró 700 delegaciones en Europa durante sus cuatro años al frente de la división de banca de consumo. 'Si alguien puede sanear Dresdner Bank, ése es Walter', dicen fuentes bancarias. Dresdner ya ha eliminado 6.000 empleos, una quinta parte de la plantilla.

Pérdidas históricas

Mientras, Allianz afronta hoy una difícil presentación de resultados, ya que el mercado se espera unas pérdidas que los expertos estiman en 1.167 millones, las primeras de la historia. En gran parte se deben a los números rojos de Dresdner Bank, aunque también a las indemnizaciones por las inundaciones en Alemania. Las cifras de Dresdner, por el que Allianz pagó 20.000 millones de euros hace dos años, serán peores. Los analistas estiman las pérdidas en torno a los 2.900 millones de euros, debidas a los créditos morosos que llegaron a los 2.400 millones.

La salida forzosa de Fahrholz le valió ayer a Allianz el premio de las Bolsas, la acción llegó a subir un 5,8% y cerró a 64,80 euros, con un alza del 1,27%. Desde la compra de Dresdner Bank los títulos de la aseguradora han perdido casi un 80%.