Eurostat

El coste de la mano de obra subió un 3,7% en la UEM en el último trimestre

En el conjunto de la UE, el incremento del coste de la mano de obra, en el cuarto trimestre del año pasado en comparación con el cuarto trimestre de 2001, fue del 3,5%.

Eurostat así lo ha precisado hoy en un comunicado, en el que señala que dicho resultado sucede al incremento del 3,5% registrado tanto en la eurozona como en la Unión en el tercer trimestre de 2002. Entre los países para los que hay datos disponibles, el incremento más débil correspondió a Portugal (2,3%), mientras que el más fuerte se produjo en Holanda (4,4%). Por sectores, el coste de la mano de obra en la industria aumentó un 3,7% en la zona euro y un 3,8% en el conjunto de la Unión.

La Oficina Estadística precisa en el mismo comunicado que, por lo que se refiere a los salarios, el componente más importante del coste total de la mano de obra, el mayor incremento se registró en Holanda, del 4,4%, y el menor en Alemania, del 3,2%.

Siguen bajos, en España

España es uno de los países de la UE con los costes laborales más bajos, con 14,22 euros por hora trabajada en 2000, y sólo supera los 10,40 euros de Grecia y los 8,13 de Portugal. La media de la UE, que no incluye a Bélgica e Italia por falta de datos, se sitúa en 22,70 euros, superada por ocho países. Suecia es el país con los costes más elevados (28,56 euros), seguido de Dinamarca (27,10 euros), Alemania (26,54) y Francia (24,39).

Los costes laborales son uno de los factores que inciden decisivamente sobre la creación de empleo, y las desventajas derivadas de unos costes elevados pueden atenuarse, en parte, mediante un alto nivel de productividad. No obstante, muchas empresas están trasladando su producción a países con costes más bajos, aportando un elevado nivel de productividad a través de su propia tecnología y know-how.