Cuentas

El grupo industrial de MCC logra una subida de los beneficios del 10%

El año pasado no fue bueno para la industria, pero Mondragón Corporación Cooperativa (MCC) consiguió que los resultados de su grupo fabril crecieran un 10%, al contabilizar 160 millones, antes de remuneraciones a los socios cooperativistas. Las ventas, por su parte, subieron el 15,6%, en total, 4.017 millones. Esta evolución fue propiciada por las incorporaciones de cooperativas que estaban fuera de la órbita de MCC: Ampo, Ecenarro y Ulma pasaron a consolidar sus balances en las cuentas del holding de Mondragón (Guipúzcoa).

El aumento del número de cooperativas que integran el grupo industrial (en 2003 se produjo la vuelta de Matrici) también permitió el pasado ejercicio un incremento del volumen de empleo, ya que la plantilla del grupo industrial creció 3.780 personas, para situarse en un total de 30.830 trabajadores.

Las cooperativas fabriles de MCC consiguieron en 2002 más de la mitad de su negocio (2.061 millones) a través de las fábricas abiertas en el exterior. Este negocio registró el año pasado una evolución del 16,5%, gracias a las 44 fábricas de MCC repartidas por todo el mundo.

El grupo de distribución de MCC, aunado en torno a Eroski, siguió con el crecimiento de su red comercial, lo que propició un incremento de ventas del 12% en 2002, al contabilizar más de 5.100 millones.

Constan Dacosta, presidente de Eroski, señaló en el boletín interno TU de MCC que el grupo de Elorrio (Vizcaya) abrió en 2002 más de 80 supermercados, siete hipermercados, ocho gasolineras y 20 oficinas de viaje. Dacosta adelantó que han asegurado 'también una envidiable cartera de proyectos para seguir abriendo a un ritmo semejante en los años venideros'.

Eroski ha extendido su actividad con una red propia de 100 droguerías, con servicios financieros y hasta con la venta de coches. En 2002 se inventó una fórmula con la que financiar la compra de centros de Carrefour.