Telefonía móvil

La CMT amenaza con retirar la licencia de telefonía fija de Móviles

Telefónica Móviles España podría quedarse en poco más de un mes sin la licencia que le da derecho a prestar servicios de telefonía fija. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha constatado que la operadora está incumpliendo varias de las condiciones impuestas en la concesión y le ha exigido que las subsane en el plazo de un mes. Pasado ese periodo, el regulador amenaza con hacer uso de sus competencias y abrir un expediente de revocación, cuya última etapa es la retirada de la licencia.

La filial de Telefónica cuenta con una licencia para prestar servicios de telefonía básica desde julio de 1999. Esta decisión causó mucho revuelo en el sector, por la posibilidad de que Móviles, que no está considerada como dominante en el mercado fijo, utilizara este camino como una fórmula de saltarse las limitaciones de precios y ofertas a las que estaba sujeta la matriz.

No sucedió así y Telefónica Móviles se ha limitado a utilizar su concesión para hacer determinadas ofertas de servicios combinados fijo y móvil a través de MoviStar Combi. Este producto da a los clientes celulares ciertas ventajas en telefonía básica, con el reclamo, sobre todo, de precios reducidos. Todo ello se hace a través de telefonía indirecta, es decir, usando las redes de Telefónica.

Estos servicios pueden no llegar más lejos si la CMT lleva adelante su amenaza y retira a Móviles su licencia. El regulador acusa a la operadora de infringir las condiciones de la concesión en materia de portabilidad, según ha detectado el Comité de Seguimiento de la Entidad de Referencia que se encarga de vigilar el cumplimiento de las normas referidas a la posibilidad de cambiar de operadora sin perder el número de teléfono y otros servicios relacionados.

La CMT asegura que ha constatado que Telefónica Móviles no está consultando el registro que engloba los números portados, con el fin de reconocerlos cuando encamina las llamadas de clientes, y esta actitud 'constituye un incumplimiento' de la normativa. La operadora celular ha explicado al regulador que lo que hace es ponerse en contacto con un servicio similar que tiene Telefónica, al que la CMT no da validez alguna.

Este incumplimiento da lugar a su vez a la infracción de las condiciones de la licencia y la CMT está habilitada por la legislación para iniciar el proceso de extinción del permiso. La decisión del regulador ha causado gran extrañeza en Telefónica Móviles, que afirma estar estudiando la resolución de la Comisión de Telecomunicaciones para ver qué salidas le quedan. En principio, el texto del regulador es claro y deja poca opción. La compañía tiene un mes para subsanar 'el incumplimiento de su licencia individual de tipo B1' en materia de portabilidad del número de teléfono.

Otras cinco operadoras, bajo sospecha

Telefónica Móviles no es la única compañía que está bajo la investigación de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones. El consejo del regulador del pasado 13 de febrero dictó resoluciones similares a las de la operadora celular contra otras cinco compañías. Todas ellas tienen un mes para 'subsanar los incumplimientos de la licencia'; en caso contrario, podrían perderla.Las compañías amenazadas son Teleglobe, Tarraco Telecom, Idecnet, Flash10 y CIMA Telecom. ¿Su falta? Incumplir la obligación de 'establecer los procedimientos necesarios, de acuerdo con la normativa vigente, para garantizar el derecho de los abonados a la conservación de los números'. Igual que en el caso de Telefónica Móviles, ha sido el Comité de Seguimiento de la Entidad de Referencia el que alertó al regulador del 'grave perjuicio que está suponiendo la falta de cumplimiento de las obligaciones de portabilidad' por parte de determinados operadores. Con este informe en la mano, la CMT les ha pedido explicaciones, que en ninguno de los casos han resultado satisfactorias para la Comisión.