'Telecos'

Telefónica Móviles destinará 750 millones al primer dividendo de su historia

El consejo de Telefónica Móviles ya ha decidido cuál será la cuantía del dividendo que repartirá por primera vez en su historia. El máximo órgano de administración propondrá a la junta de accionistas pagar, con toda probabilidad, más de 0,17 euros por título, según fuentes del mercado, lo que supondrá un desembolso conjunto superior a los 750 millones de euros.

El abono decidido finalmente es superior al que preveía el mercado, que lleva barajando cifras desde que Telefónica Móviles anunció, el pasado mes de julio, el cambio en su política de remuneración al accionista.

A los precios actuales de cotización -la operadora cerró ayer a 6,17 euros- el dividendo ofrece una rentabilidad del 2,8% para los más de 1,3 millones de accionistas con los que cuenta la compañía, según los últimos datos oficiales. Esta rentabilidad resulta incomparable con los homólogos europeos de Telefónica Móviles, por la dispersión de comportamientos entre las diferentes compañías, que van desde el 5,7% que rentan los pagos de Telecom Italia Mobile al 0% de MmO2.

La filial de Telefónica tendrá que abonar el dividendo contra reservas. El pago se hará con cargo a los resultados de 2002 y, si el dividendo es histórico, también lo serán las pérdidas de ese año. La liquidación del negocio de telefonía móvil UMTS en Europa y los saneamientos que lleva aparejados se traducirán en unas pérdidas acumuladas en 12 meses que oscilarán entre los 3.100 millones de euros que prevé UBS Warburg y los 3.632 millones de Société Générale. Puesto que la compañía está en pérdidas, no hay posibilidad de que el dividendo sea la distribución de los beneficios, así que Telefónica Móviles ha decidido tirar de reservas.

Descontando elementos extraordinarios en el resultado neto, la cantidad que pagará la compañía supone un pay-out (porcentaje del beneficio que se destina a dividendos) superior al 55%, una cifra que los analistas consideran sostenible e, incluso, aumentable, por la fuerte generación de caja de Telefónica Móviles.

El cambio en la política de remuneración supone una buena noticia para los accionistas de la operadora, que no han percibido dividendo en los más de dos años que lleva cotizando. Tampoco antes había hecho desembolso alguno, puesto que fue constituida como es hoy pocos meses antes de la salida a Bolsa.

Pero si hay un accionista favorecido por encima de todos es Telefónica. La matriz cuenta todavía con el 92,43% de la filial celular, con datos del tercer trimestre, lo que le garantiza unos ingresos mínimos de 695 millones de euros.

Telefónica no necesita que Móviles pague dividendo para participar de sus resultados, pero ya que sí va a remunerar a sus accionistas el hecho de ser el principal socio mantiene buena parte de la caja dentro del grupo. Esta circunstancia cobra mayor importancia desde el momento en que Telefónica también ha anunciado que retomará el dividendo. En su caso, y salvo el 2% que tiene en autocartera, está decisión supone sacar 1.215 millones de euros de las arcas de la compañía.

El abono de dividendos no tendrá repercusión en la deuda de Telefónica Móviles. El endeudamiento subirá a cierre de año con respecto a los datos del tercer trimestre por la consolidación de Pegaso y otras partidas, pero a partir de ahí emprenderá un camino descendente que llevará, según los analistas, a generar tesorería a partir de 2006.

Aumentan las pérdidas de Telesp Celular

Telesp Celular, la mayor operadora celular de Brasil y, desde enero, filial de Telefónica Móviles vio cómo la caída del real y la depreciación de sus activos elevaron un 2,4% sus pérdidas en 2002. La telefónica registró unos números rojos de 297 millones de euros, de los que 151 se registraron en el último trimestre.Y es que Telesp Celular ha aprovechado el cuarto trimestre para limpiar parte de las cuentas. La compañía ha asumido un cargo de 69 millones para cubrir las pérdidas derivadas de los contratos de cobertura frente a la caída del real. La compañía también ha reconocido que tiene unas minusvalías de 232 millones por su participación en Global Telecom y que los auditores le han recomendado sanear 44,4 millones por ello. Por su parte, los ingresos se elevaron un 14%, a 241 millones de euros. Telefónica Móviles no consolidará los resultados de Telesp Celular hasta este año, puesto que la alianza con Portugal Telecom sólo es operativa desde enero.