Crisis de Irak

El presidente de BP descarta una crisis de suministro, incluso si hay guerra

El petróleo representa el 38% del consumo mundial de energía y el 28% del petróleo que se produce en el mundo proviene del Golfo Pérsico. La producción iraquí representa del 3% al 4% del suministro mundial. 'Hemos de estar preparados para grandes fluctuaciones en el precio del petróleo, pero en el pasado hemos aprendido a lidiar con situaciones similares', señala Sutherland.

El ejecutivo, que se encuentra en España para participar en la Cátedra sobre Nuevas Perspectivas en la Organización de la Producción, organizada por la Fundación Eduardo Barreiros, ve las condiciones actuales de oferta de petróleo 'muy duras'. Pero confía en que 'la liberación de las reservas de petróleo de la UE y de EE UU y el grado de concienciación de todos los actores de que es necesario mantener la economía global en equilibrio' permitirá 'manejar' la situación.

La posibilidad de guerra en Irak, combinada con la reciente huelga general en Venezuela, ha disparado el precio del petróleo. La cotización del barril de brent ha subido un 34% desde diciembre y el viernes estaba en 32,5 dólares.

Según el presidente de BP, que ayer mantuvo un encuentro con varios periodistas, lo más probable es que se repitan los acontecimientos de la Guerra del Golfo (1991). 'Entonces hubo una subida modesta de los precios del barril y después una bajada también moderada. No hubo pánico, ni grandes colas en los surtidores de gasolina. No se puede decir que hubiera crisis'. Otro factor que apunta al optimismo es que, según Sutherland, 'hoy, la OPEP Organización de Países Exportadores de Petróleo está completamente comprometida a garantizar el suministro y el equilibrio en el mercado'.

Sutherland cree que una de las claves para sortear una posible crisis será el 'factor venezolano'. Considera que la situación de la industria en Venezuela 'es mejor que hace dos meses', pero que su capacidad para recuperar los niveles de producción anteriores a la reciente huelga general 'es un interrogante'.

La huelga llegó a paralizar la industria petrolera entre diciembre y febrero. La Agencia Internacion al de la Energía (AIE) estima que esta crisis ha recortado el suministro mundial de crudo en aproximadamente 155 millones de barriles entre diciembre y enero. Según sus cálculos, a comienzos de febrero la producción de Venezuela ascendía a 1,2 millones de barriles diarios y la exportación a 800.000 barriles. En ambos casos, cerca de un tercio de los promedios previos a la huelga.

Sutherland no quiso pronunciarse sobre los rumores acerca del entusiasmo con el que petroleras británicas y estadounidenses verían la caída del presidente iraquí, Sadam Husein. Las reservas de Irak ascienden a 112.000 millones de barriles, el 11% del total mundial y su potencial duplica estos yacimientos ya probados. 'No podemos tener una posición al respecto', señala, 'simplemente creo que la economía de mercado es la única vía para lidiar con los eventos del petróleo'.

El directivo también rechaza la propuesta de la Comisión Europea de elevar el tope mínimo de reservas, actualmente de un grado de cobertura de 90 días de consumo, y de que un 30% sean controladas directamente por la Comisión. 'El mercado es la mejor manera de gestionar las reservas', señala.

BP no tiene posición oficial respecto a la ofensiva contra Irak. Pero Sutherland se aliena, 'desde un punto de vista personal', con una 'posición común de la UE acerca de Oriente Próximo'.

En su opinión, 'sería iluso esperar que la OPEP aumente de la noche a la mañana su producción' para hacer frente a una eventual crisis de suministro. Pero el directivo invita a mirar a otras regiones y cita aquellas en las que BP tiene intereses: Rusia, golfo de México, Trinidad y Tobago, Angola, mar Caspio, Alaska y mar del Norte. BP ha 'apostado fuerte' por Rusia, donde controlará el 50% de la empresa que resultará de la fusión de TNK y Sidanco. Será la tercera petrolera de Rusia con una producción diaria de 1,2 millones de barriles.