Tribunales

El retraso del 'caso Trichet' complica la sucesión de Duisenberg

El relevo en la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) entró en una delicada etapa, una vez que la justicia francesa anunciara que el caso de Jean-Claude Trichet no será resuelto hasta el 18 de junio.

El gobernador del Banco de Francia, que se perfila a suceder en julio al actual presidente del BCE, Wim Duisenberg, se enfrenta a una investigación por presuntas irregularidades financieras cometidas cuando era director del Tesoro francés.

Las autoridades galas terminaron esta semana la investigación que arrancó en enero pasado acerca de Trichet y las supuestas anomalías relacionadas con el entonces banco estatal Crédit Lyonnais, aunque la sentencia no se conocerá hasta dentro de cuatro meses.

Un fallo desfavorable hacia Trichet podría complicar la sucesión en el BCE, pues Duisenberg ha expresado su deseo de retirarse del puesto el 9 de julio, justo cuando cumpla 68 años.

Si Trichet no logra limpiar su expediente y su situación jurídica se agrava, Francia deberá actuar rápidamente para proponer otro candidato a la presidencia del BCE.

Aun si es encontrado inocente, el tiempo jugará en contra de su candidatura al frente de la institución monetaria, ya que las credenciales de Trichet deben ser presentadas a los ministros de Finanzas de la zona euro, a las autoridades del BCE y a los líderes de la Unión Europea para que den su aprobación.