Tecnología

Piqué plantea un gran pacto con la industria para activar la televisión digital

El Ministerio de Ciencia y Tecnología quiere reeditar con los radiodifusores y fabricantes de equipos de televisión un pacto similar al que suscribió en diciembre con los operadores de la telefonía móvil UMTS. Josep Piqué y sus colaboradores han mantenido contactos con los principales agentes del sector para proponerles un plan, según confirman fuentes cercanas a este departamento.

El objetivo es solucionar la absurda situación que padece esta industria desde que se iniciaron las emisiones de la llamada televisión del futuro, TDT, hace 11 meses sin que existieran equipos de recepción, programas diferenciados, espectro disponible suficiente y, por tanto, sin que nadie pueda verla.

La propuesta realizada por el Gobierno a los operadores y a los fabricantes utiliza la promesa de distribuir entre los principales radiodifusores españoles (TVE 1, La 2, Antena 3, Tele 5 y Canal +) las frecuencias que han quedado sin uso desde el cese de actividades de la plataforma Quiero TV. Esta es una reivindicación que las empresas mantienen de antiguo, ya que su localización actual en el espectro, incluidas todas en un múltiplex de cuatro canales, les impide ofrecer la calidad que distingue a la televisión digital.

Pero el Gobierno sólo se planteará el reparto del espectro si los radiodifusores y los fabricantes se comprometen a adoptar las iniciativas oportunas que permitan sacar a la televisión del futuro de su actual situación de colapso.

Descodificador barato

Josep Piqué ha pedido a los fabricantes de equipos que pongan en el mercado un descodificador que sea barato y que permita captar las nuevas señales digitales sin necesidad de cambiar a corto plazo los actuales televisores analógicos. El Gobierno, según afirman las fuentes citadas, es consciente de que 'estos aparatos no permitirán acceder a una de las principales ventajas de la TDT, la interactividad a través de un canal de retorno', pero considera que 'ofrece mejoras suficientes en relación a las emisiones analógicas como para provocar el despegue de la televisión digital'.

Los fabricantes, representados en la patronal Aniel, han acogido esta propuesta con 'gran interés'. Confirman que 'el próximo mes de mayo' pondrán en el mercado un descodificador digital, conocido en la jerga como 'zaper básico', cuyo precio por unidad será de unos 220 euros. Este aparato, que aspira a digitalizar la señal de los 24 millones de televisores que existen hoy en los 13 millones de hogares españoles, permitirá ofrecer imagen panorámica, sonido estereofónico de alta calidad, servicios de cine en casa con DVD, y elección de idioma o subtítulos.

El Gobierno pide también a los fabricantes que ofrezcan a los usuarios otro equipo de descodificación de gama media con las prestaciones tecnológicas del estándar MHP, con un precio de 300 euros, y otro de gama alta que añade canal de retorno, por 400 euros.

A cambio de la asignación del espectro de Quiero, Piqué exige a los radiodifusores que multipliquen su oferta de contenidos (hoy emiten en digital idéntico programa que en su canal analógico) y que apoyen la comercialización del zaper básico.

El ministro está convencido de que si el pacto se firma y se cumple, junto al despegue de la TDT, se desencadenará un proceso inversor evaluado en 3.900 millones de euros por la compra de descodificadores, la producción y el consumo de programas interactivos y la adaptación de las actuales antenas colectivas de los edificios a las nuevas exigencias digitales.