Crisis

Solbes sostiene que la mejor receta para la economía mundial sería evitar la guerra

Una solución que evite la guerra en Irak sería la mejor para la economía mundial, según el comisario para Asuntos económicos y monetarios de la Unión Europea (UE), Pedro Solbes. En una entrevista con el semanario alemán WirtschaftsWoche, opina que es improbable que Europa caiga en una recesión, si el euro continúa su carrera alcista frente al dólar. Señala también que en las últimas semanas se ha invertido la tendencia de que el dólar sea una moneda refugio y ahora el euro es el nuevo símbolo de seguridad. "Por su puesto que la industria exportadora debe adaptarse a la nueva situación, pero hasta hace poco existía el peligro de que la debilidad del euro elevara la inflación en Europa", continúa Solbes. El comisario europeo considera que "ahora algunas importaciones, sobre todo de productos energéticos, serán más baratas".

El petróleo, por las nubes

Sin embargo, el precio del petróleo está demasiado descontrolado como para frenar la desaceleración económica internacional y la revalorización de la divisa comunitaria sólo compensa en parte el encarecimiento del crudo, según Solbes. Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg ha advertido hoy de que las turbulencias en los mercados del petróleo pueden tener un impacto negativo en el empleo de la zona euro, y en la actividad económica mundial.

Las "pruebas" presentadas por EEUU contra Irak ayer en la ONU, a las que Bagdad responderá "punto por punto" en un detallado informe escrito que será remitido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, así como los últimos datos sobre reservas almacenadas provocaron ayer una leve alza del barril del otro lado del Atlántico. El Brent cotiza hoy en Londres a 31,40 dólares, pero el barril llegó a situarse en 32 dólares por la escalada de la crisis norcoreana con EEUU, cuando Washington respondió con firmeza a las amenazas del régimen comunista de lanzar un ataque preventivo. Mientras, los futuros de crudo marcan un precio de 34,40 dólares en EEUU. Si algo dejó claro ayer el secretario de Estado estadounidense, Colin Powell, a la comunidad internacional fue que Washington está decidido a declarar la guerra a Irak, lo que ocasiona que los precios del crudo continúen presionados al alza, según los expertos.

Agenda apretada

El Consejo de la OTAN están de acuerdo sobre la sustancia de las peticiones estadounidenses, aunque no sobre el calendario. Así que ha aplazado a la semana que viene la decisión sobre unas propuestas para comenzar a planificar la defensa de Turquía, el único aliado de la Organización que tiene frontera con Irak ante un hipotético ataque iraquí. El jefe de los inspectores de armas de la ONU, Hans Blix, está de acuerdo en que Irak no ha cooperado lo suficiente para desarmarse, y que si no cambia de proceder su próximo informe ante las Naciones Unidas reflejará una decepción clara. "Lo que no ha funcionado es que la parte iraquí debe o presentar artículos prohibidos para su destrucción o presentar pruebas de que fueron destruidos", dijo Blix tras reunirse con el primer ministro británico, Tony Blair, en Londres. "Esperamos que a esta hora avanzada (...) lleguen a una respuesta positiva. Si no lo hacen, entonces nuestro informe el próximo viernes no será lo que nos gustaría que fuera", declaró.

Solana califica las pruebas de Powell de "muy sólidas"

A diferencia de Francia, Rusia o China, el secretario del Consejo y Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Defensa Común lo tiene claro: ¢El informe del secretario de Estado Colin Powell para la ONU es muy sólido¢. Solana, conocido como Míster Pesc, cree que está claro que Irak no coopera con los inspectores. Recordó las acusaciones de Powell ayer ante el Consejo de Seguridad fundamentadas en que "oculta materiales peligrosos y la situación, por tanto, es insostenible".